A propósito de…LIII

Palmeral Orihuela

¿Es Orihuela la que está muerta?

Laura F.
 

Hace dos o tres días estuvimos hablando del cierre de los cines de Ociopía con algunas compañeras de trabajo, que no son oriolanas. Ellas, que están acostumbradas a recorrerse la comunidad, que han tenido que vivir en lugares tan dispares como Valencia capital y pueblos como algunos de la Vega Baja, comentaban lo bien que se encontraban viviendo en Orihuela. De hecho, mientras puedan, volverán a trabajar a nuestra ciudad.

No se explican las quejas y lamentos de los oriolanos sobre lo muerta que está la ciudad, que no hay donde divertirse, que no hay nada, etc. Ellas se extrañan, porque ven en nuestro municipio y alrededores, una variedad de posibilidades, de actividades de todo tipo. Se preguntaban qué entiende la gente de Orihuela por diversión. ¿Quizá ir de compras? ¿Ir a un centro comercial? ¿Museos? ¿Exposiciones? ¿Teatro? ¿Tapas? ¿Copas? ¿Cines? No lo entienden.

Valoran poder pasear a cualquier hora por la ciudad. Valoran poder salir sola o solo a dar una vuelta y poder sentarte en terraza, cafetería, confitería o cualquier bar “tú” sola, sin necesidad de compañía. Elegir un lugar donde sentarte y tomar algo, leer o, simplemente estar. Puedes sentirte a tu gusto en soledad o en compañía, pues siempre hay alguien a quien conoces, a quien saludar y con quien estar. Se asombraban de nuestra hipocresía cuando escucharon a la gente protestar por el cierre de los cines.¡¡Si he ido muchas veces, en distintos días de la semana, y bastante de ellos hemos estado tres o seis personas!! – Decían.¡¡No entiendo que se quejen, si apenas iba gente!! Si quieren cultura, en Orihuela hay varios museos y de varios estilos.

Además, me dijeron: ¿No tenéis la Lonja, San Juan de Dios y El Sepulcro? En ellos es raro el día que no hay algún acto cultural. Por otro lado en el Teatro Circo hay actividad constante: humor, ópera, representación teatral, etc. Hay lugares de tapas, de copas en los que hay actuaciones musicales actuales… ¡¡¡Ah!! Podéis presumir de lugares estupendos para hacer deporte: atletismo, senderismo, subir a la Cruz de la Muela, el Seminario, además de otros parajes. ¡¡Y la Playa!! ¡¡Pero si lo tenéis todo, de qué os quejáis!! Y si queréis a ir a centros comerciales, también los hay tanto propios como en la cercana Murcia. Ahí, les dije, está el quid.

Por lo visto lo que interesa a le gente es el “centro comercial”. Y lo hemos tenido pero tan mal gestionado, que se ha perdido. Quizá estos sitios llaman la atención porque encuentran precios asequibles para los tiempos que corren, quizá porque hay ambiente en cuanto a gente para allá y para acá,… Esto me hizo reflexionar sobre la cuestión. Es verdad que durante años la evolución de nuestra ciudad ha ido a menos, mientras otras poblaciones han mejorado sustancialmente. Orihuela, capital de la Vega Baja ha perdido su relevancia. Todos hemos tenido parte de culpa.

Principalmente los ciudadanos. Sí. Nosotros, los oriolanos. Hemos estado votando, constantemente, a malos gestores. No hemos tenido “ojo” para distinguir entre “capacitados” o “no capacitados”. Por lo que “esa mala gestión” se ha ido prolongando en el tiempo.

No han promovido consenso entre los comerciantes, no han habido proyectos capaces de competir con los centros comerciales, invirtiendo en la ciudad poco o nada, excepto en “obras públicas” innecesarias, permitiendo que edificios “necesarios” se perdieran o estuvieran vacíos, mientras se pagaban alquileres fastuosos. En pocas palabras: han jugado a ser políticos sin tener ni idea. ¡¡¡Pero ni la más remota idea!!! Es como si yo quisiera trabajar de enfermera sin capacitación. Pobres enfermos. Estarían muertos. Como dicen, está Orihuela.

Pero la realidad es que, a pesar de todo, Orihuela está viva. Muy viva. Con gente que va a la universidad de adultos, que asiste a tertulias culturales, teatro en continua actividad, grupos sociales, culturales, asociaciones, etc. Nos falta un comercio competitivo frente a otros lugares. Es necesaria la ayuda de instituciones, como la Cámara de Comercio por ejemplo, que como su nombre indica, debería abanderar proyectos, estímulos, ideas, coordinación; el Ayuntamiento, facilitando apertura de comercios, gastando el dinero en cosas sensatas, de sentido común, etc. Y, por otro lado, nos falta espíritu ciudadano, que defienda Orihuela por encima de cualquier otra ciudad, con una fidelidad a sus comerciaos y actividades culturales.

Es necesario un “encuentro” entre ambas partes: ciudadanos, que sean fieles a la ciudad, comprando en ella e instituciones, facilitando estas posibilidades, con capacidad para lo propio, con ideas (que las hay, eligiendo a las personas oportunas para ello, no al enchufado de turno).

Todo esto, siendo más exigentes en nuestras elecciones políticas, (pues a mi cuñado, por serlo, no le dejaría llevar mis finanzas si es un burro) porque hoy día necesitamos gestores y dejémonos de políticos de escalafón. En definitiva. Empecemos pronto, Es el momento oportuno porque a peor ya no se puede ir más. Si seguimos así, sin apreciar lo que tenemos de bueno y corregir lo malo, veo grandes colas en la “ruta cultural” chupando las piedras de los grandes edificios para matar el hambre. ¡¡Pero que quede claro!! Una ciudad no surge como las setas, por generación espontánea. Una ciudad es, lo que son sus ciudadanos… ¿Es Orihuela la que está muerta?

Publicidad

Las Fiestas de la Reconquista se pueden engrandecer y renovar A propósito de.../ Laura F. Desde hace años, los oriolanos y demás pueblos de la Vega del Segura celebramos parte de nuestra historia ancestral, las ...
Cambiemos la Semana Santa Laura F. / A propósito de... Otro año más celebramos la Semana Santa, aunque los hay que quieren cambiarla por las llamadas Fiestas de Primavera. M...
Setenta y cinco aniversario Mateo Marco Amorós / Uno de aquellos Veintiocho de octubre de 1942. Sobre las cinco horas y treinta minutos, en la enfermería de la prisión de Alican...
El daño de la política hipócrita Laura F. / A propósito de... Hoy voy a hablarles de la hipocresía en el mundo de la política. Porque me revienta y me rebelo, como maestra de relig...
El mundo será de los… Laura F.  Observo  cómo va el mundo, la rapidez con la que avanza y cómo, por el camino vamos, dejando lo mejor del ser humano. Hay excepciones, cl...
¿Quiere escucharme? A propósito de... / Laura F. Después de un año, más o menos, ausente de estas páginas vuelvo a ponerme en contacto con ustedes. Si les place. El ca...

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*