El veterinario de Benijófar acepta diez años de cárcel por asesinar a su mujer

Marcelo junto a su mujer en la clínica de Benijófar / D.V.

Marcelo Gurruchaga confiesa durante el juicio que acabó con su vida suministrándole anestésicos tras recibir presiones de la víctima

El veterinario Marcelo Gurruchaga, que en 2013 mató a su esposa en la clínica que ambos regentaban en Benejúzar, ha aceptado diez años de prisión tras confesar ante la juez y el jurado popular que acabó con la vida de su mujer de forma consciente y voluntaria suministrándole anestésicos y, posteriormente, incineró su cadáver.

La Audiencia Provincial –con sede en Elche- ha acogido este lunes el juicio contra Marcelo Gurruchaga, quien lleva cuatro años en prisión acusado de matar a su esposa en marzo de 2013. El cuerpo de la mujer, de 46 años,  nunca apareció puesto que, tal y como ha confesado, la incineró y desparramó sus cenizas.

El Ministerio Fiscal pedía 15 años de prisión por homicidio doloso con el agravante de parentesco pero finalmente el fiscal y el acusado han llegado a un acuerdo por el que Gurruchaga será condenado a diez años de cárcel.

El asesino confeso no deberá pagar indemnizaciones ni a los hijos de la pareja ni a los padres de la mujer asesinada, que han rehusado personarse en el juicio porque creen la versión del veterinario, que ha asegurado que recibió presiones de su mujer para que acabara con su vida.

Los hechos sucedieron el 27 de marzo de 2013 cuando el presunto asesino y su esposa, de 46 años, y que también trabajaba como auxiliar en la clínica,  se quedaron a dormir en el centro veterinario, ‘Pet Care  Veterinary Clinic’, ubicada en la Avenida Federico García Lorca de Benijófar.

Según recoge el escrito de acusación del fiscal, el veterinario agredió a su mujer hasta que la mató y, posteriormente, cargó el cadáver en el coche y se deshizo de él en un lugar desconocido.

En su primera versión ante la Guardia Civil, el veterinario aseguró que la mujer se había suicidado mediante  la ingesta de medicamentos y, una vez fallecida, decidió descuartizar su cadáver. Posteriormente, y es la línea que ha defendido durante su declaración ante la Audiencia Provincial, aseguró que su mujer quería acabar con su vida y en la noche que ocurrieron los hechos se había visto presionado por ella para practicarle una reducción de estómago en la clínica veterinaria.

Ha detallado que decidió esconder e incinerar el cadáver porque si se descubría que había practicado una operación en el quirófano de su consulta veterinaria perdería la licencia y con ella su única fuente de ingresos.

Está previsto que el juicio se dilate hasta el próximo 3 de marzo.

Publicidad

El 17 % de los accidentes de tráficos pueden deberse a las excesivas temperaturas El calor tiene consecuencias en el comportamiento del conductor similares a la ingesta de alcohol El 17% de los accidentes de tráfico pueden debers...
Un benejucense dona 418 euros a la Asociación de Alzheimer de Bigastro El donativo será destinado al nuevo servicio de comedor que la asociación pondrá en marcha a principios de octubre El benejucense José García ‘El S...
El TSJCV anula parcialmente el Decreto de Plurilingüismo El órgano jurisdiccional entiende que los estudiantes que optan por el valenciano reciben más horas de inglés y eso vulnera el derecho fundamental a l...
Redován contará con un Skate Park en la Plaza Comunidad Valenciana El proyecto, cuyas obras empezarán a mitad de agosto, da respuesta a la demanda de un parque de estas características por parte de los jóvenes del mun...
Educació impide la instalación de aire acondicionado en el colegio de San Miguel de Salinas Desde el Ayuntamiento de la localidad, lamentan la negativa “injustificada” de Conselleria y solicitan que se reconsidere la “errónea y arbitraria” de...
Un ciclista, hospitalizado tras sufrir un accidente contra un coche en San Miguel de Salinas El varón, de 37 años, ha sufrido traumatismos en un hombro y en la cadera y ha sido trasladado al Hospital de Torrevieja Un ciclista, de 37 años de...

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*