Este es el mensaje de fin de año de Ximo Puig desde la Casa Miguel Hernández

El presidente de la Generalitat se dirige a todos los valencianos desde Orihuela

Mensaje íntegro

”Gracias por dejarme compartir con ustedes unos momentos cuando nos disponemos ya a empezar un año nuevo.

Resulta emocionante poder, este año, dirigirme a ustedes desde la casa de Miguel Hernández, aquí, en Orihuela, una ciudad que, como otras comarcas, han sufrido el efecto de las lluvias.

Una vez más, hemos sufrido aquello de que en este país “la lluvia no sabe llover”. Quiero recordar, en primer lugar, a las personas que perdieron la vida, transmitir en nombre de todos los valencianos y valencianas el afecto a sus familias y amigos. Quiero también reconocer el trabajo de bomberos, policías… de todo el personal de emergencias, por la dedicación enorme que han tenido en estos días tan difíciles para todos.

La Generalitat y las instituciones darán apoyo necesario para la reconstrucción de estas comarcas y también la ayuda a los agricultores a los que el exceso de agua les ha perjudicado gravemente.

Valencianas y valencianos, les hablo desde la casa de uno de los mejores poetas del siglo XX, que, con humildad, se definió a sí mismo como “un pastor que era un poquito poeta”: Miguel Hernández, de quien conmemoraremos en el año 17 el 75 aniversario de su muerte.

En un poema bandera de la libertad, Miguel Hernández proclamó:

Vientos del pueblo me llevan,

vientos del pueblo me arrastran,

me esparcen el corazón

y me aventan la garganta.

Expresaba de esa manera su lealtad con las esperanzas de la gente. Son esos versos, esos vientos del pueblo los que nos guían a la Generalitat a gobernar para todos los ciudadanos. Nuestro propósito es coser esta tierra diversa de los valencianos y coser una sociedad demasiado fracturada por la desigualdad.

Desde el sur al norte, formamos parte del mismo pueblo, compartimos un proyecto en común; todos nos necesitamos y nos hacemos más fuertes si trabajamos unidos y confiamos en nuestra fortaleza. Coser la riqueza de una tierra diversa y coser la fractura social que nos deja la crisis, empezando un camino de reparación, reconstrucción y renacimiento.

Hemos ya reparado derechos básicos de los valencianos y valencianas, reparando con hechos: ningún pensionista se queda sin medicinas por no poder pagarlas, todos los niños y niñas tienen los libros gratuitos; los dependientes están cobrando por fin sus ayudas.

Hemos empezado a reconstruir también nuestra economía. Ahora la Comunitat Valenciana está mejor que hace un año. La Comunitat ha crecido un 3,8%, más de 50.000 personas han encontrado empleo, el número de turistas extranjeros que nos visita ha crecido este año un 16% y nuestro índice de producción industrial ha aumentado un 4,4%.

Todos los indicadores están por encima de la media de España. La Comunitat está funcionando y esto es mérito único y exclusivo de los trabajadores y de los empresarios que cada día, con su esfuerzo, dan energía a la sociedad.

El Consell está cumpliendo, aportando un escenario de estabilidad, honradez y diálogo. Aún nos queda casi todo por hacer. Quedan derechos por reparar y mucho de nuestro tejido económico por reconstruir, para poder finalmente renacer.

Por eso, para consolidar la reparación de los derechos, en 2017 entrará en vigor la Ley de la Función Social de la Vivienda, para garantizar la vivienda, y la Ley de la Renta Mínima Garantizada, para garantizar que nadie se quede al margen.

Y para impulsar la transformación del modelo productivo empezará a trabajar la Agencia Valenciana de la Innovación y se pondrá en marcha un plan para recuperar el talento de todos nuestros jóvenes que han tenido que abandonarnos.

Buena parte de nuestro éxito como sociedad se medirá en la cantidad de madres y padres que tengan a sus hijos e hijas más cerca, en la calidad de los jóvenes que puedan continuar estudiando o en los parados que encuentren trabajo.

Buena parte de nuestro éxito dependerá de que recuperemos el papel central de los valores de los valencianos. Los valores de siempre: la honestidad, el coraje, el trabajo, la solidaridad.

Somos un pueblo de valores, que se estremece con el sufrimiento ajeno de los refugiados que huyen de zonas como Alepo o de quienes, aún hoy, están allí atrapados. Por eso, aunque reivindicamos nuestra fe en Europa, pedimos una Europa distinta que recupere su altura de miras en defensa de los derechos, por encima de las fronteras.

Los valencianos queremos una Europa presidida por y para la humanidad. Una Europa que afronte los problemas históricos con valentía, con coraje, en contra de quienes avivan el miedo y la xenofobia. Porque, como nos enseña la historia, solo con la valentía, en la defensa de un mundo más justo y libre, surgirá justicia y libertad para el mundo que habitarán nuestros hijos y nuestras hijas.

Somos un pueblo, el pueblo valenciano, de 5 millones de personas. Damos respeto y queremos respeto. Ningún error pasado puede dar cobertura a la discriminación en el presente.

‘Tots a una veu’ vamos a exigir una financiación justa para nuestras escuelas, para las universidades, para los hospitales, la dependencia, las infraestructuras, el apoyo a la economía productiva y la lucha contra el paro insoportable de nuestros jóvenes.

Estoy seguro de que los valencianos y las valencianas, si trabajamos juntos, atravesaremos las puertas que nos cierran el camino a la justicia. 2016 ha empezado a ser el fin, el principio del fin, de la invisibilidad de los valencianos. 2017 tiene que ser el principio del fin de la discriminación. Somos una sociedad gobernada ahora desde la diversidad y gestionada desde el diálogo.

Una sociedad continuadora de sus aciertos históricos y consciente de sus errores, ahora transformados en lecciones. Como dijo Miguel Hernández: “Dejadme la esperanza, dejadme la esperanza”.

Desde los valores, desde las convicciones, desde el esfuerzo, trabajamos para hacer de la Comunitat nuestra casa, tierra de esperanza. Suerte para cada uno de ustedes, para cada uno de vosotros y de vosotras, para vuestras familias. Suerte, trabajo y prosperidad para el 2017″.

Publicidad

Una fiesta de la paz para recibir a la religiosa Mónica Joseph La Superiora General de  Congregación de las Religiosas de Jesús-María visita el colegio de San Isidro para celebrar su 50 aniversario https://yo...
Señor alcalde: “¿Quién va asumir la responsabilidad en la negligencia que puso en peligro mi vida?” En el último temporal de viento una palmera destrozó el coche de una mujer que pide responsabilidades mientras el Ayuntamiento asegura que fue un acci...
Orihuela abre el Año Hernandiano el 6 de marzo El acto de apertura será en el colegio Santo Domingo y contará con la presencia del director del Instituto Cervantes El alcalde de Orihuela, Emilio...
PP, Ciudadanos y PSOE rechazan limitar el sueldo del alcalde y concejales a 34.600 euros anuales El equipo de gobierno retira la indemnización de 200 euros a los concejales sin sueldo que no asistan a dos tercios del pleno Durante la sesión ple...
El Santo Entierro, a por la declaración de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad Cultura abre la puerta a que otros elementos como la Huerta de Orihuela puedan ser reconocidos por la Unesco El Pleno de Orihuela ha aprobado este ...
Orihuela ofrece diez cursos de formación para desempleados para el primer semestre del año 300 personas se beneficiarán de los cursos formativos gratuitos El concejal de Empleo, Víctor Valverde, presentó este miércoles la programación de ...

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*