La Guardia Civil detiene en Callosa a un agresor sexual que golpeaba y robaba a sus víctimas

El hombre, de nacionalidad marroquí,y 25 años, abordaba a sus víctimas en la calle para agredirles sexualmente y luego trataba de robarles empleando una gran violencia

La Guardia Civil ha detenido en Callosa de Segura a un marroquí de 25 años que abordaba a mujeres en la calle, con propósito sexual y que, además, les robaba, con gran violencia, los enseres que llevaran. De momento, se tiene constancia de dos víctimas diferentes. El detenido ya ha ingresado en prisión acusado de dos delitos; el de robo con violencia e intimidación con resultado de lesiones y el de agresión sexual.

La Benemérita ha podido comprobar que el detenido abordaba a mujeres jóvenes en la calle, normalmente en lugares solitarios, con la intención de agredirles sexualmente y, ante la activa resistencia ofrecida por éstas, les golpeaba brutalmente y finalmente les sustraía los efectos que portaran consigo.

Una de estas agresiones fue grabada por una cámara de videovigilancia del establecimiento en cuyo interior se produjo la agresión, en la cual se ve cómo el hombre sale del local, debido al cierre del mismo y, breves instantes después, vuelve a entrar, pasando por debajo de la persiana medio bajada, sabiendo que ya no queda nadie en el interior.

La grabación capta un total de ocho interminables minutos, en los que se observa claramente al detenido golpeando a su víctima de forma violenta, mediante puñetazos, rodillazos e, incluso, con una botella de cristal, provocándole una herida abierta en la cabeza. Finalmente, la mujer consigue zafarse y salir corriendo del local, a lo que el agresor se dirige a la caja registradora y sustrae la recaudación que allí había.

Ante tales evidencias de violencia y brutalidad, los agentes realizaron un registro del domicilio del detenido, encontrándole la ropa que portaba justo en las imágenes captadas por dicha cámara, la cual estaba manchada de sangre, presumiblemente de la mujer agredida.

El detenido ya ha ingresado en prisión, de forma provisional, por orden judicial.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*