La Vega Baja trabajará en ser una marca propia para atraer al turismo

La Generalitat, Diputación y Orihuela financiarán el Plan de Competitividad Turística para 2017 con 70.000 euros

La Vega Baja ha arrancado este jueves con el Plan de Competitividad Turística que organiza la Agencia Valenciana de Turismo y que tiene como objetivo la diferenciación y especialización de los destinos turísticos como vía para la desestacionalización y la creación de valor añadido.

Uuna iniciativa de la Generalitat, instrumentada a través de la Agència Valenciana del Turisme, en colaboración con las diputaciones provinciales, las administraciones locales y entes privados, destinada a la innovación, modernización, fomento y consolidación de los productos turísticos valencianos desde la perspectiva de la oferta, atendiendo fundamentalmente a criterios de mejora de la competitividad, sostenibilidad y reequilibrio socioterritorial.

A la primera reunión para articular el Plan de Competitividad de la Vega Baja han acudido representantes municipales de Guardamar, Rojales, Torrevieja, Pilar de la Horadada y Rafal.

El proyecto para conseguir este objetivo en la comarca gira en torno a la huerta para ponerla en valor y también a sus productos, a través de una serie de rutas basadas en experiencias. Así lo avanzó  la directora general de la Agencia Valenciana de Turismo, Raquel Huete, en unas jornadas organizadas por el Círculo de Economía en Orihuela el pasado 7 de diciembre.

Desde el Ayuntamiento de Torrevieja han manifestado en la reunión que están muy interesados en participar “para visibilizar nuestras viñas y el vino de La Mata, para las que ya ha puesto en marcha unas rutas ecoturísticas con las viñas como eje central”.

En este caso, Fanny Serrano ha informado de que Torrevieja se ha ofrecido, incluso, para liderar el proyecto de la Vega Baja, aunque en principio la Agencia y la Diputación de Alicante –que asumen cada una de ellas un tercio del coste del proyecto- han decidido que sea Orihuela quien se ponga al frente y asuma el último tercio.

Serrano ha comentado que el proyecto turístico, cuya clave es que sea sostenible económica, social y ambientalmente, “es muy interesante porque va en la línea de lo que venimos defendiendo y solicitando desde Torrevieja, que la Vega Baja se potencie como destino propio porque reúne todas las características para ser una marca en sí misma”.

La duración de los planes de dinamización se establece en tres años. La financiación se realizará a partes iguales entre las tres administraciones firmantes. El importe de la primera anualidad correspondiente a 2017 ascenderá a 70.000 euros para cada una de las administraciones participantes, configurando una anualidad total de 210.000 euros. Dicho importe podrá ser revisado al alza en 2018 y 2019.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*