Fin de Fiesta caliente

El fuego y los elementos medievales fueron protagonistas del boato de los Caballeros de Santiago, Embajadores Cristianos

Un espectáculo legendario y muy visual el que puso en la calle el bando de la cruz, los Caballeros de Santiago y su Embajador, Jacob Murcia, cuyo boato estuvo protagonizado por los espectáculos de fuego y los elementos medievales. La carroza del Embajador Cristiano en forma de castillo medieval estuvo escoltada por un conjunto de gárgolas que bailaron y danzaron al ritmo de la música misteriosa. Poco antes de que Jacob Murcia hiciera aparición junto a su esposa y sus dos hijos, un gigantesco dragón puso el espectáculo, el impacto visual de la noche y anunció el punto álgido del boato.

Como ya había ocurrido el viernes, en la Embajada Mora de los J’Alhamed, abrió el desfile el boato de la Asociación de Fiestas Santas Justa y Rufina y la presencia de la Armengola, Asun Ruiz, puso en pie al público.

El desfile de las comparsas cristianas puso el fin a las Fiestas de la Reconquista de este 2013 como siempre intensas y cuyas embajadas y cargos festeros no han decepcionado. 

También puede interesar

Publicidad

[yuzo_related]

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*