La FAOC dice que solo el 20% de los usuarios aprueba el estado de las playas de Orihuela

La federación de vecinos del litoral contradice el informe de satisfacción del Ayuntamiento, que eleva la cifra al 80%

La Federación de Asociaciones de Orihuela Costa (FAOC) no está de acuerdo con los buenos datos facilitados por la ediles de Turismo y Playas, Sofía Álvarez y Luisa Boné, respectivamente, quienes dieron a conocer un informe de satisfacción en las playas que situaba la misma en casi un 80%. Lo que mejoraba en seis puntos la cifra con respecto al año anterior.

Sin embargo desde la FAOC apuntaron, a través de un comunicado, que que el dato contrasta con los comentarios realizados a pie de playa que se detallan al final del mismo informe. De los 146 usuarios preguntados, solamente 29 (un 20% del total) han sido favorables al estado de las playas, optando, por el contrario, un 80% de ellos por reclamar deficiencias del servicio de retirada de algas (21%), la escasa longitud de las pasarelas (14%), el insuficiente número de lavapiés y la escasa presión del agua (12%), la presencia de rocas en el agua (10%) y otras incidencias, como los accesos difíciles de Cala Mosca, la falta de arena, de baños químicos o de actividades.

En su comunicado, apuntan a que el motivo de esta discrepancia podría estar en pedirle al usuario una valoración global de satisfacción de la playa, mezclando factores “naturales” (la abundancia de sol, la calidad y temperaturas de las aguas o la calidad de la arena) con factores tales como la limpieza y mantenimiento, los servicios o la accesibilidad.

“Un resultado así, sin realizar un análisis en profundidad de la encuesta y sin conocer la situación real del pasado verano, podría inducir a pensar que las playas de Orihuela están en un nivel de excelencia, muy lejano de la realidad”, asegura la federación vecinal.

Asimismo recuerdan que el pasado verano usuarios de las playas de Orihuela hicieron llegar a la FAOC decenas de reclamaciones sobre la falta de retirada de algas, la insuficiencia de las papeleras, la baja presión del agua que salía de los lavapiés con colas de usuarios en hora punta o la insuficiencia de las pasarelas de madera o las graves deficiencias de accesibilidad para las personas de movilidad reducida.

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*