Calendarios escolares: conquista a tus clientes en la vuelta al cole

Los calendarios promocionales son uno de los regalos mejor valorados entre los clientes y está entre las herramientas publicitarias que mejor rentabilidad ofrecen, pues mantienen la enseña de la marca a la vista durante todos los días del año. Con la llegada de septiembre y el retorno a las aulas de los estudiantes, se abre una nueva ventana temporal en la que crear un calendario personalizado para el curso escolar puede convertirse en una jugada publicitaria maestra. A continuación te ofrecemos algunas sugerencias para que el tuyo sea el que conquiste las carpetas y las paredes.

Soporte físico frente a lo digital

Hoy en día, los padres se ven haciendo auténticos malabares para conseguir que encajen la jornada laboral y la escolar, a la que muchas veces se suman las actividades extraescolares (música, deporte, idiomas… Las posibilidades son infinitas). Ante tal maraña de horarios, aplicaciones digitales como Google Calendar suelen resultar de gran ayuda para las familias. Sin embargo, la mayoría de las personas sigue prefiriendo un calendario impreso en el que anotar a mano las citas y las tareas pendientes. Por ello, un buen calendario escolar deberá contar con espacio suficiente para anotar los exámenes, las actividades extraescolares, las citas médicas o incluso los cumpleaños de los compañeros.

Calendario con horario de clase

Otra opción magnífica es la de imprimir calendarios escolares que también contengan un horario de clase. De este modo, los estudiantes podrán reflejar su jornada escolar y las demás actividades periódicas de una forma clara y fácil de interpretar. Este tipo de calendarios puedes imprimirlos bien en una sola hoja (el horario escolar arriba, donde habitualmente iría la foto decorativa, y los meses del año abajo), en forma de calendario de pared con los meses del curso escolar (de modo que se mantenga visible el horario) y como calendario de mesa (en una cara el horario y en otra, el calendario del curso completo).

Incluye las fiestas

Si eres una empresa local, ten en cuenta las festividades de tu zona y las específicas de los estudiantes, de modo que puedas incluirlas en tu calendario a modo de recordatorio. Si te diriges a los universitarios, informarte de cuáles son los patrones de cada facultad o escuela e incluirlos es un guiño muy novedoso a esta comunidad estudiantil.

Los niños, protagonistas

En caso de que tu empresa ofrezca productos para niños, los calendarios escolares pueden ir dirigidos a ellos. Por ello, procura hacerlos divertidos: opta por tipografías y colores llamativos, utiliza dibujos de sus personajes preferidos (infórmate siempre de todo lo relativo a las licencias para no incurrir en infracciones) o ayúdalos a reutilizar incluyendo, en lugar de imágenes a todo color, divertidas actividades como dibujos para colorear o unir las líneas de puntos, u otros pasatiempos que puedan hacer una vez que haya transcurrido el mes correspondiente.

De todos modos, hay una cuestión fundamental: aunque tengas claro quién será el público objetivo de tus calendarios, tu imagen de marca debe estar presente en todo momento para que esta herramienta publicitaria sea todo lo efectiva que deseas. Con esto en mente más nuestros consejos, lograrás que tus calendarios tengan un lugar destacado en los hogares de tus clientes durante todo el curso.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*