El alcalde de Callosa denuncia ante la Guardia Civil amenazas de “tortura” y “asesinato”

La Benemérita investiga dos comentarios vertidos en Facebook contra Fran Maciá por si fueran constitutivos de un delito de incitación al odio y a la violencia

El alcalde de Callosa, Fran Maciá (PSOE), ha denunciado ante la Guardia Civil una serie de amenazas contra su persona que se han vertido en los últimos días a través de las redes sociales. El primer edil presentó puso ayer en conocimiento de la Benemérita unos comentarios amenazantes por si pudieran ser constitutivos de un delito de incitación al odio y a la violencia.

Los comentarios fueron vertidos el pasado 10 de noviembre en la página de Facebook de la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Cruz por dos personas diferentes que, según ha explicado el mismo alcalde, no tienen relación con dicha plataforma. Unos comentarios que se realizaron después de que se colgará en esta red social una noticia en la que el regidor confirmaba que la Cruz de los Caídos se retirará antes de que finalice el año. “Pegarle un tiro a ese alcalde de mierda”, dice una de las amenazas que Maciá ha puesto en conocimiento de la Guardia Civil.

El otro de los comentarios hace referencia a las pintadas “fascistas” que aparecieron en la sede que Izquierda Unida, partido en el equipo de Gobierno. “Le volvemos a hacer otra visita relámpago a la sede de IU. Esta vez con un escarmiento; les amordazamos con pastillas de jabón en la boca y torturamos”, reza el escrito de un vecino en Facebook.

El primer edil ha considerado “inaceptables” estas amenazas por lo que ha decidido ponerlas en conocimiento de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad. “La amenaza de tortura y la petición de asesinato pasan de lo que significa un cabreo o alguien que no está de acuerdo con la situación”, ha señalado Fran Maciá.

Ante estos hechos, y para rebajar la tensión que vive el municipio con respecto a este asunto, el alcalde Fran Maciá ha solicitado reunirse con el subdelegado de Gobierno, con el Vicario General de la Diócesis y con el párroco de Callosa para trasladarles la situación que se está viviendo en el municipio respecto a este asunto e intentar darle cierre. Además el socialista propondrá al Partido Popular elevar una moción al Pleno para condenar estas amenazas.

“Sistemáticamente tanto judicialmente como administrativa y técnicamente nos han planteado que nuestra decisión es legítima aunque alguna gente no esté de acuerdo”, ha señalado el primer edil.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*