El alcalde pide a la Policía Local que multe a los dueños de perros que no recojan los excrementos de la vía pública

En 2016 solo se pusieron en Torrevieja seis sanciones y el alcalde considera que es una cifra “vergonzosa” que no se corresponde con la suciedad de las calles

El alcalde de Torrevieja, José Manuel Dolón, ha informado hoy en rueda de prensa que ha solicitado a la Policía Local que incremente la vigilancia del aseo urbano en la ciudad, concretamente en lo que se refiere a las deyecciones de los perros para que haya “un seguimiento serio y se apliquen las ordenanzas de aseo urbano y la de tenencia de animales”.

Dolón ha especificado que el artículo 15 y el 22 de las citadas ordenanzas recogen que hay que mantener la higiene en la ciudad y plasman la obligación de retirar los excrementos y la de bajar al animal de la acera para que efectúe sus necesidades señalando para ello que “deberán llevarlos a la calzada junto al bordillo y lo más próximo al imbornal del alcantarillado o en zonas no destinadas al paso de peatones ni a lugares de juego”.

El alcalde ha explicado que ha reiterado la orden de cumplimiento de esta ordenanza con la vista puesta en el mes de septiembre “una vez que ha terminado la temporada estival, una época en la que la Policía tiene asignadas muchas tareas”. Su intención, ha aclarado, es que “la vigilancia se active a partir de septiembre y se haga un seguimiento de estos casos como una tarea normal de la Policía, no como una campaña puntual sino como un servicio más de los que prestan los agentes”.

En su comparecencia, ha dado cifras sobre las sanciones impuestas en 2016, un dato que ha calificado como “vergonzoso” ya que únicamente incluye 8 infracciones sancionables y ha considerado que es “algo que no se corresponde con la suciedad de las calles por este concepto. Por ello, lo que pido es que no haya permisividad con los que incumplen, igual que agradezco el comportamiento cívico de las personas que lo hacen bien”.

El primer edil también  ha dicho que este recordatorio no persigue ningún fin recaudatorio y ha centrado la cuestión en el hecho de que “la ciudad es de todos y es necesario un cumplimiento ineludible de esas ordenanzas, no podemos dejarlo de la mano igual que no dejamos ningún otro tipo de comportamiento incívico, hay que actuar con total rigor”.

A preguntas de los periodistas ha reconocido que se amonesta más de lo que se multa algo que también sucede con otras acciones asociadas a la tenencia de animales como pasearlos sin correa. Dolón ha insistido en que estas cuestiones –la limpieza y el cumplimiento de las ordenanzas- son temas importantes que redundan “en una mejor convivencia” y ha contestado a los medios que las sanciones económicas van desde los 90 euros hasta los 1.500 euros, en función de la reincidencia y de la gravedad de la infracción.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*