El PP alega contra las “irregularidades” en el proyecto de planta de basuras en Dolores

Los populares consideran “imposible aprobar el proyecto” ante el cúmulo de incumplimientos y carencias en la documentación

El Partido Popular de la Vega Baja exige al Consorcio de Residuos que rechace el proyecto de la planta de transferencia de basuras en Dolores al detectar la Comisión Técnica numerosas “irregularidades” en la documentación. Los populares recogen en su escrito de alegaciones una serie de “graves incumplimientos de la normativa” que, entienden, “hacen imposible la aprobación del proyecto”. El portavoz popular en el Consorcio de Residuos y alcalde de Redován, Emilio Fernández, asegura que “la idea de Manuel Pineda es una chapuza más de un irresponsable político que no ha sabido ni querido encontrar una solución al problema de las basuras en la Vega Baja”.

Fernández explica que “el proyecto de gestión está lleno de incumplimientos, carencias y omisiones fruto de la improvisación del PSOE por presentar algo antes de las elecciones” como la justificación de un precios “muy por encima de mercado que pagaremos todos los vecinos de la Vega Baja”. La memoria económica “no justifica”, según el Partido Popular, los 10 euros por tonelada que se pagarán en la Vega Baja frente a los 4,66 de Elche; los 4,97 de Alicante o los 8,80 euros de Jijona. “Somos legales y queremos pagar lo que nos pertenece, pero no somos tontos para dar de más solo porque al señor Pineda no sepa hacer su trabajo”, critica Fernández. Al respecto, los populares hacen ver que en el proyecto no se reduce la aportación comprometida de la Generalitat Valenciana de 1,6 millones de euros. “¿Dónde esconden en Valencia los socialistas este dinero que es para la Vega Baja?”, se pregunta el portavoz popular.

Las alegaciones que el Partido Popular presentará “demuestran que la planta de Dolores ni es solución transitoria ni el Consorcio de Residuos se ha preocupado de un proyecto global para toda la comarca”, indica el responsable.

“La planta de basuras en Dolores supone un grave prejuicio para toda la Vega Baja”, indica Fernández, puesto que “incumple las disposiciones normativas y directrices de las bases técnicas”. Entre ellas, no hay mención ninguna a la solución para la zona Oeste de la Vega Baja, puesto que el proyecto privado de planta en Orihuela “ni se ha contemplado”, y deja todo para la instalación en Dolores.

Tampoco se encuentran en el proyecto, según las alegaciones del PP, los ecoparques, ni las estaciones de transferencia ni las plantas de valoración, así como tampoco la instalación de eliminación para rechazo ni el centro de tratamiento para residuos voluminosos. “Es un proyecto incompleto a todas luces, como la propia comisión técnica pone de manifiesto, por el que es inviable”, indica Fernández.

“La planta de Dolores jamás puede ser una solución ni transitoria ni definitiva porque, sencillamente, es inviable a todas luces”, insisten los populares. Reclaman a Manuel Pineda que “se eche a un lado y deje que el trabajo del Partido Popular permita a partir de 2019 encontrar, junto con los municipios de la Vega Baja, una solución que sí acabe con un problema del que ha sido incapaz siquiera de encauzar”.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*