Iluminación inteligente en el cinturón de San Miguel: el primer paso de Orihuela hacia la ‘smart city’

La sustitución de las 2.000 luminarias de la ciudad reducirá el gasto de la factura de la luz en 100.000 euros y permitirá gestionar averías o apagar y encender las farolas desde una aplicación

El Ayuntamiento de Orihuela ha recepcionado este viernes las obras de Implantación del Sistema Inteligente de Alumbrado Público del Monte de San Miguel en las que, en los últimos meses, se han sustituido un total de 2.004 luminarias que se han pasado a la iluminación LED con tencología inteligente. La actuación se ha llevado a cabo en el barrio de San Antón, Barrio del Palmeral, calle Miguel Hernández, calle Antonio Pinies, calle Pintor Agrasot, calle Overia, calles céntricas como C/Mayor y C/ San Pascual, subida al Seminario, Plaza del Ayuntamiento y alrededores, calle Francisco Die, Capuchinos, Avenida de la Constitución y calle Calvario.

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, y el concejal de Infraestructuras, Ánguel Noguera, han presentado la finalización de estas obras que han supuesto inversión de 830.000 euros y han sido sufragadas al 50% por los fondos europeos EDUSI.

Las ventajas de sustituir la actual luminaria por tecnología LED son principalmente el bajo consumo, baja temperatura, amplia banda espectral, mayor rapidez de respuesta, luz más brillante, sin fallos de iluminación y una mayor duración.

Además se han renovado 25 cuadros de mando y se ha implantado un sistema de gestión punto a punto, dentro del desarrollo de la ‘Smart City’ en la ciudad de Orihuela. Este sistema permite gestionar a través de una aplicación los puntos de luz de forma remota. Por lo que los operarios podrán encender o apagar el alumbrado desde un programa informático, lo que resulta muy útil, por ejemplo, para las festividades del municipio. Pero no solo eso sino que permite también a los operarios saber qué bombillas han dejado de funcionar, las averías existentes o el consumo energético.

Esta obra, que se ideó en la pasada legislatura, “es la primera actuación importante dentro dela ‘Smart City y nos va a permitir desarrollar más proyectos en un futuro”, ha destacado el alcalde oriolano Emilio Bascuñana. Con esta acción se ha generado la estructura para poder implantar en un futuro nuevas aplicaciones, en las que ya se está trabajando, como poder instalar lectores de matrículas de tráfico, medidores de la calidad del aire o cámaras de videovigilancia.

Ahorro en la factura y mejora de la eficiencia energética

La reducción de costes para el ayuntamiento, y por tanto para el ciudadano, es uno de los grandes beneficios que ha aportado la modernización de la instalación. El concejal de Infraestucturas ha detallado que el Ayuntamiento de Orihuela ahorrará a partir de ahora un 70% en la factura de la luz, lo que se traduce en unos 100.000 euros anuales.

Supone además de la garantía de reducciones en el consumo energético, la reducción de emisiones de gases efecto invernadero, la contaminación luminosa y la energía facturada.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*