La Guardia Civil detiene a los presuntos autores de 68 delitos de robo y estafa en la Vega Baja

Se les imputan 60 delitos de robo con fuerza en interior de vehículo y 8 de estafa, ocurridos en el paraje natural de Callosa de Segura y el camping de Bigastro

La Guardia Civil de Alicante ha detenido a dos hombres a los que se les imputa el robo en el interior de 60 vehículos, cometidos en un paraje natural de Callosa de Segura, y un camping de Bigastro. En los coches en los que los autores, además de robar otros objetos de valor, localizaron tarjetas bancarias, efectuaban compras no autorizadas con esas tarjetas antes de que los legítimos propietarios pudieran percatarse de lo ocurrido y les diera tiempo a bloquearlas.

Tras detectar un incremento significativo de los robos en interior de vehículo, hasta entonces poco habitual, en las inmediaciones de un paraje natural de la localidad de Callosa de Segura, la Guardia Civil inició una investigación para localizar a los posibles autores.

En los alrededores de unas instalaciones deportivas de aventura en la sierra, con una gran afluencia de escaladores y senderistas, una vez que los montañeros dejaban estacionado su vehículo en el aparcamiento, los delincuentes aguardaban agazapados hasta que los propietarios se adentraban en la montaña. En ese momento, tratando de no ser vistos, aprovechaban para fracturar la ventanilla del coche con una piedra, y robar de su interior la cartera y cualquier otro objeto de valor que localizaran.

Posteriormente, huían del lugar sierra a través. Una vez llegaban a zona poblada, y antes de que los perjudicados pudieran percatarse del robo de sus enseres, con las tarjetas sustraídas, los ladrones iban efectuando compras de pequeño importe en distintos establecimientos para evitar que fuera requerido el uso del pin de seguridad.

El estudio de las pruebas que iban obteniendo los investigadores en cada una de las denuncias que se recogían por los diferentes robos cometidos en el lugar, puso a los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Callosa de Segura sobre la pista de dos personas. Averiguaron que los presuntos autores carecían de un domicilio fijo, y que se movían por varios municipios limítrofes, comprobando que eran también los presuntos autores de una serie de robos ocurridos en un camping de la localidad de Bigastro.

Finalmente, el pasado 24 de mayo la Guardia Civil procedió a su detención. Se trata de dos hombres de 25 y 29 años, de nacionalidad argelina, a los que se les imputan 60 delitos contra el patrimonio, por numerosos robos con fuerza en interior de vehículo, y otros 8 de estafa, cometidos con las tarjetas bancarias halladas en los coches de las víctimas.

Los perjudicados, son en su mayoría turistas que se habían desplazado desde las provincias de Albacete, Ávila, Cuenca, Murcia, Valencia y Alicante. En ésta última provincia, procedentes de varias localidades de la Vega Baja, y de Benidorm, Elda, Petrer y Villajoyosa.

Han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Orihuela, quedando en libertad con cargos.

La Guardia Civil recomienda que, ante el robo de una tarjeta bancaria, los propietarios procedan, tan pronto como se percaten de la sustracción, además de poner la correspondiente denuncia, al bloqueo de la tarjeta. Este bloqueo, en la actualidad, en la mayoría de los casos puede efectuarse incluso a través de la aplicación móvil de la entidad.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*