La Guardia Civil detiene en Jacarilla a un gestor de seguros por estafar a los clientes

Delante del cliente, daba de alta la póliza de seguro y le mostraba la propuesta, cuando salía de la oficina, la daba de baja en el sistema

La Guardia Civil ha detenido en Jacarilla a un hombre, español de 38 años como presunto autor de 31 delitos de estafa relacionadas con la contratación de seguros. Los agentes responsables de las diligencias han analizado más de 1.000 pólizas tramitadas en una misma compañía de seguros, han localizado una treintena de perjudicados, cuyo importe estafado asciende a 20.000 euros, pero esperan poder tomar declaración a cerca de una centena de víctimas.

1.058 pólizas es la cifra del volumen de seguros analizados por agentes de la Guardia Civil de Jacarilla, respecto a una estafa cometida supuestamente por el gestor de una conocida compañía aseguradora con sede en Orihuela.

Fue en el mes de noviembre cuando los investigadores comenzaron esta operación, al saber que un ciudadano tuvo que hacer frente al pago de una multa por carecer de seguro, a pesar de haber pagado la renovación rigurosamente. Más adelante, en el mes de enero, el conductor de una motocicleta necesitó de su seguro para dar parte de un accidente, pero la compañía le dijo que no estaba dado de alta. Ambos coincidieron en que su póliza había sido contratada con el mismo gestor.

Tras las investigaciones, se ha podido determinar, que este gestor utilizaba como gancho una bajada considerable del seguro a sus clientes, siempre que lo pagaran en efectivo. La póliza era dada de alta delante de ellos, incluso les entregaba una propuesta de seguro, pero en cuanto se marchaban de la oficina, la daba de baja y se quedaba con su dinero.

El perjuicio económico causado rondaba los 200 euros por persona, sin embargo, la multa a la que se enfrentarían posteriormente por circular con un turismo careciendo del seguro obligatorio sería de 1.500 euros, más el cargo de la grúa. La situación se agravaba en caso de accidente, en los el cliente tenía que asistir a juicio, donde le reclamaban a él la responsabilidad civil.

La Guardia Civil decidió llegar hasta el último cliente afectado por esta estafa, y solicitó a la central de la compañía aseguradora un listado de todas las pólizas dadas de alta por este individuo, un total de 1.058. Hasta el momento, han podido localizar y tomar declaración a 31 personas, aunque se estima que llegue, al menos, a más de un centenar. El hecho de que la dirección y teléfono de contacto lo cambiaba por el suyo ha complicado la investigación.

La mayoría de clientes son de Bigastro, pero también de Orihuela o de Cartagena, en Murcia. En esta última población se vio afectado un profesional de compraventa de vehículos quien, fiándose de la palabra de este mediador de seguros, pactó asegurar con él los coches que vendiese. Fueron un total de 17 vehículos, cuyos nuevos propietarios le reclamaron a él el dinero de la estafa.

La Guardia Civil ha detenido en Jacarilla a este español de 38 por ser el presunto autor de un delito continuado de estafa, quien tras pasar a disposición judicial, ha quedado en libertad con la obligación de presentarse los días 1 y 15 de cada mes. No obstante, la operación continúa abierta para conseguir localizar a la totalidad de todos los perjudicados

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*