La Policía Local de Callosa prepara una unidad de mediación policial

mediacion policial

En este modelo son los ciudadanos quienes actúan para encontrar una solución, contando para ello con la ayuda en la gestión del conflicto que ofrecen los agentes

Dos Funcionarios de la Policía Local del  Ayuntamiento de Callosa de Segura realizaron este pasado mes de Septiembre  el Curso Intensivo en Mediación Policial, organizado por la Escuela de Formación de Policía Local de Vila-real (EFOPOL), la Cátedra de Mediación Policial “Ciutat de Vila-real” de la Universidad Jaume I y el Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias (IVASPE). El curso se impartió a un total de 70 alumnos de toda España, Brasil y Puerto Rico. El curso se encuentra dentro de las iniciativas previstas desde la Concejalía de Policía y la nueva Jefatura de Policía Local, para   impulsar un nuevo modelo policial, que ofrezca al ciudadano un servicio público de calidad, basado en la proximidad, y la responsabilidad, profesionalidad y la eficacia.

La Mediación Policial se define como un proceso de resolución de conflictos privado, confidencial y voluntario, que permite que las partes implicadas poder comunicarse entre sí, acompañados por un tercero, neutral, el policía mediador que actúa como facilitador del proceso,  para que  tengan la oportunidad de llegar a un acuerdo que pueda satisfacer a las dos partes, reparando el mal realizado y resolviendo o transformando el conflicto». En el modelo de Mediación Policial son los ciudadanos quienes actúan para encontrar una solución, contando para ello con la ayuda, dinamización y gestión del conflicto que ofrecen los agentes de policía. El Ayuntamiento de Callosa está preparando la puesta en marcha de su propia unidad de Mediación Policial, que como por ejemplo en Villareal, ciudad donde se ha desarrollado el curso, su Policía Local desarrolla desde hace años una extensa labor de mediación, tanto de carácter preventivo como formal.

Este tipo de unidades  evita además que las partes en conflicto tengan que recurrir a otros procedimientos más largos y costosos como los judiciales o civiles. Cualquier conflicto que surja de la convivencia ciudadana (Conflictos vecinales o de convivencia, Discusiones familiares de baja intensidad siempre y cuando no constituyan delitos, Incidentes con menores, tanto en el ámbito familiar como en el escolar, Peleas y reyertas sin lesiones,  Ocupación y utilización de espacios públicos,  Conflictos medioambientales, Conflictos de rurales y de lindes,   Problemas de Salubridad e Higiene, Problemas por el uso del espacio público, como parques, plazas, jardines, etc.…),  podrá ser susceptible de atenderse por estos servicios de mediación, siempre y cuando se den los requisitos mínimos de la mediación como son, la voluntariedad por todas las partes y  predisposición de hablar hasta entenderse con la ayuda de un/a Policía Local, que actuará como Tercero/a de forma confidencial, neutral y con total imparcialidad.

También puede interesar

Publicidad

[yuzo_related]

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*