La UMH y la FIBICC acuerdan desarrollar un doctorado en ‘Mecenazgo y transformación digital del sector de la economía creativa’

Esta innovadora investigación pretende desarrollar los actuales modelos de gestión en el sector de la economía creativa

La Fundación Iberoamericana de Industrias Culturales y Creativas (FIBICC) y la Universidad Miguel Hernández han firmado un convenio específico de colaboración con la finalidad de desarrollar conjuntamente la tesis doctoral titulada ‘Mecenazgo, creación de valor y transformación digital en empresas de industrias culturales y creativas’ que pretende mejorar los actuales modelos de gestión en el sector de la economía creativa. Esta innovadora investigación, que se desarrollará dentro del programa de doctorado en Ciencias Sociales y Jurídicas de la Universidad Miguel Hernández, en su modalidad de “Doctorado Industrial”, ha sido impulsada por la Cátedra Iberoamericana de Industrias Culturales y Creativas ‘Alejandro Roemmers’ -que tiene su sede en la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de Orihuela-, cuyo objetivo principal es la investigación, desarrollo y transferencia del conocimiento para poner en valor este sector de gran proyección actualmente.

El proyecto de investigación será financiado íntegramente por la Fundación Iberoamericana de las Industrias Culturales y Creativas, estará dirigido por los profesores Antonio José Verdú Jover y José Francisco Parra Azor (decano y vicedecano respectivamente de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de Orihuela), y viene a potenciar un sector estratégico precisamente cuando el 2021 ha sido declarado por la Organización de Naciones Unidas ‘Año internacional de la Economía Creativa para el Desarrollo Sostenible’.

El trabajo –que será realizado por Santiago Arroyo Serrano, gestor cultural y profesor universitario- pretende mejorar los actuales modelos de gestión en el sector de la economía creativa y analizar las motivaciones de los consumidores de la cultura para la cocreación y participación financiera en la creación del producto o servicio cultural como mecenas o patrocinadores. Además de abordar cómo este tipo de alianzas estratégicas pueden ser aprovechadas por las empresas y sus departamentos de responsabilidad social o Fundaciones, en la medida en que desde los sectores públicos se aprueban marcos de fiscalidad novedosos con creación de unidades de apoyo a las empresas y proyectos (como la Unidad Cultura y Mecenazgo del Ministerio de Cultura), con los que buscan establecer nuevos modelos de cooperación público-privada para las industrias culturales y creativas.

La investigación atenderá también a las estrategias de creación de valor a la hora de establecer alianzas estratégicas, considerando la transformación digital de las empresas e instituciones con herramientas como la microfinanciación, para mejorar las ventas conocimiento cuáles son las motivaciones y necesidades de los donantes. Y al mismo tiempo se estudiará la participación social y empresarial en la sostenibilidad y en la mejora del desempeño de la mayoría de industrias del sector a través de modelos de donación, suscripción y cocreación del valor por parte de un público que pasa de cliente a socio, estrategias que son facilitadas por la transformación digital y recursos como el streaming en el libro, la música, el cine, el arte, los videojuegos, incluso los eventos en directo, sin olvidar a los coleccionistas “analógicos”.

Santiago Arroyo explica que “Las industrias culturales y creativas y sus estrategias de gestión se están transformando digitalmente ya sea en la difusión o en la gestión de recursos financieros y alianzas estratégicas. Algunas investigaciones muestran que este tipo de industrias tienen riesgos y están amenazadas, mientras que otros sugieren que estas industrias nos abren a nuevas oportunidades”. En cualquier caso –añade Arroyo- las industrias culturales y creativas se enfrentan en los últimos años a nuevos retos, que requieren atención tanto para investigadores como para profesionales. “La Unión Europea como región y la mayoría de los países del mundo están prestando especial atención a estas industrias, ya que tienen un enorme potencial para la creación de empleo y riqueza. Uno de los elementos que más preocupa en todos los foros o informes es el desarrollo y creación de nuevos públicos con mayor fidelización por los proyectos y estrategias de gestión y marketing de relaciones, así como estrategias para captación de fondo por parte de las entidades (empresas, organizaciones no lucrativas o administraciones públicas) para la captación de recursos y mejora de la sostenibilidad de estas industrias”.

La modalidad de “Doctorado Industrial” permite la colaboración entre la Universidad y las empresas o entidades privadas y está orientado a formar investigadores capacitados para desarrollar tareas de I+D e impulsar las actividades de I+D+i en un entorno empresarial, fomentando su competitividad, así como mejorar la relación de la Universidad con las empresas, intensificando tanto la visibilidad de los doctores en empresas como el impacto en la sociedad del Programa de Doctorado.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*