Las enmiendas a la Ley de Evaluación Medioambiental dejarán “seca” la Vega Baja

Eric Campos

El diputado en el Congreso, Herick Campos, compareció ante los medios de comunicación de la comarca para explicar la posición del PSPV en la problemática del agua

“Fabra está malvendiendo a los valencianos en financiación y agua. Eso es lo que nos preocupa en el PSPV” con esta sentencia finalizaba esta mañana su comparecencia ante los medios locales el diputado socialista en el Congreso, Herick Campos, que compareció  ante los medios de comunicación acompañado de Manuel Pineda, Secretario General del PSPV de la Comarca de la Vega Baja y Ángel Sáez, concejal y Secretario General del PSPV en la localidad de Torrevieja.

Los socialistas comparecieron ante los medios de comunicación para transmitir su postura respecto a las enmiendas presentadas a la Ley de Evaluación Ambiente, en la que se “ha empotrado” el memorándum sobre el agua, que según los socialistas dejará sin trasvase a la Mancomunidad de Canales de la Taibilla  convirtiendo en ley el incremento de la reserva en cabecera que pasa de los 240 hectómetros cúbicos a los 400, lo que para los socialistas significa “la muerte del trasvase Tajo-Segura en unos años y con él la pérdida de empleos y minifundios del sector agroalimentario”.

La formación de la rosa  asegura que esta nueva regulación, a la que votaron en contra en el Congreso y el Senado,  desestabiliza el “mix” del agua y provocará un encarecimiento de la factura del agua, no sólo para los regantes, sino para los ciudadanos de la Vega Baja, entre ellos los torrevejenses, que consumirán agua de peor calidad a un mayor coste, dado que se deberá aumentar la cantidad de agua procedente de desalinizadoras, que conllevan un mayor coste de producción. Campos asegura que las afirmaciones de su grupo están avaladas por los informes emitidos por la Universidad de Alicante en los que se prevé que este aumento de la reserva de agua en cabecera provocará que la mayor parte del tiempo no haya ni una gota de agua del Tajo para la Vega Baja.

El diputado nacional no acierta a entender el sometimiento de los diputados valencianos en este aspecto y asegura que si esto lo hubiera propuesto el PSOE  “se hubiera montado una paella, un autobús y unas cuantas pancartas con esos 7,2 millonesde euros de la Fundación Agua y Progreso que nadie sabe justificar en que se han gastado”. Una fundación que nada ha dicho sobre esta nueva regulación tan perniciosa para las comarcas del sur de la Comunidad Valenciana. 

 

Los representantes del PSPV lamentan la debilidad del PPCV a nivel estatal y aseguran que este “mal acuerdo” es fruto del interés de Alberto Fabra en ser el candidato a las autonómicas, lo que le dificulta defender los intereses de los valencianos ante Rajoy. “Lo que le  importa a Fabra es ser candidato a Presidente de la Generalitat” sentencia Campos. 

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*