Orihuela rechaza el ‘catastrazo’ de Montoro y no aplicará la subida del 7% en el IBI

Ayto Orihuela

El Ayuntamiento reduce en un  5% el tipo impositivo para compensar la subida aprobada por Hacienda que “afectaría considerablemente al bolsillo de nuestros vecinos”

El Ayuntamiento de Orihuela renunció ayer a incrementar en un 7% el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en virtud del decreto aprobado el pasado 29 de diciembre por el Ministerio de Hacienda y que afectaba a 1.300 municipios que habían solicitado una revisión de este impuesto. En la anterior legislatura, con Monserrate Guillén (LV) a la cabeza, el Consistorio pidió que se revisara para alcanzar la diferencia entre los valores catastrales y los de referencia que debieran aplicarse.

En una Junta de Gobierno extraordinaria el equipo de gobierno (PP y C`s) rechazó ayer el ‘catastrazo’ de Montoro y aprobó una reducción del 5% en el IBI que permitirá dejar el impuesto tal y como estaba. Cabe recordar que entre 2015 y 2017 se ha aumentado este impuesto local hasta un 27% para alcanzar esa diferencia que se reclamaba en la anterior legislatura: en 2015 y 2016 el IBI aumentó un 10% y un 7% en 2017.

Tanto el alcalde, Emilio Bascuñana, como la edil de Hacienda, Sabina Galindo, han dado las instrucciones pertinentes para preparar una modificación de la ordenanza fiscal reguladora del impuesto de bienes inmuebles,  por el que se tendrá que aplicar una reducción del tipo impositivo del 5%, rebajando así el coeficiente del 0,75% al 0,714%.   Esta rebaja tendrá que ser aprobada en el pleno municipal.

“Fiel a nuestro compromiso con los oriolanos y después de conocer el Real Decreto publicado con fecha de 29 de diciembre por el que se establecía una actualización del catastro con un incremento del 7%, he dado instrucciones para compensar esta subida que afectaría considerablemente al bolsillo de nuestros vecinos”, explicó ayer el alcalde en un comunicado.

Los plazos de exposición del acuerdo, de 30 días hábiles desde la aprobación inicial por el pleno, y el límite del próximo 1 de marzo ha provocado la premura con la que desde el gobierno local oriolano ha de tramitar el asunto, y con ello la celebración de un pleno esta misma semana.

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*