Vaciando el aire de las caracolas…CXVI

magnifico

Magnífico

Mateo Marco Amorós
 
 

De oca a oca, de la María Moliner al Casino, íbamos el día veintitrés de abril, Día del Libro, de presentación en presentación… de libros. Si en la biblioteca María Moliner la guía “Oriola. Referent de la cultura valenciana. Un recorregut pel nucli històric”, en el Casino el de “Los toros y Orihuela (1383-2015)” de José Ruiz Cases “Sesca”. Un trabajo enciclopédico en su planteamiento y volumen. La presentación corrió a cargo de José Aledo –Pepe Aledo–, pintor y escritor que desde la connivencia que otorga su dilatada amistad con Sesca nos ofreció una cálida y simpática visión sobre obra y autor.

Conozco poco a Sesca, que reivindica los toros como una seña de identidad oriolana. Es otra de las personas que viviendo en Orihuela me llegó a través del poeta José Luis Zerón al que tanto debo en filantropías. Conozco/conocía poco a Sesca pero, sabiéndole estudioso de la historia de los toros en Orihuela –aún pude conseguir hace años en Librería Códex sus fascículos sobre este tema–, cuando mi amigo César López Hurtado publicó su libro “La Fiesta de los toros en Villena. Orígenes y tradición”, libro que tuve el honor de prologar, los puse en contacto. Sesca agradeció esta relación y de hecho en su libro de ahora habla muy positivamente del libro de César. Conozco poco a Sesca al margen de que cuando me ve por la calle me diga –llamándome– “¡Nene!”, llamándome y dirigiéndose a mí con esa cariñosa expresión que para mi sofoco me rejuvenece y desarma. Por directa y contundente.

Pero hablemos del libro. Ya hemos dicho que es un trabajo enciclopédico. Unas seiscientas páginas, letra menuda e interesantes contenido e ilustraciones. Tanto los dibujos y pinturas, no menos las fotografías. La obra se divide en 6 capítulos 6 que nos llevan desde la historia de los toros en Orihuela –esto es el grueso del estudio ocupando unas 330 páginas– hasta las corridas del Perdón, pasando por un atractivo capítulo sobre “Iglesia y los toros, tendencias taurinas de ayer y de hoy”, otros sobre “Toro y caballo” y “Toreros de oro y plata”, y un excelente apartado dedicado a “Toro y Arte”. Un libro… ¡magnífico!

Utilizamos este adjetivo porque Pepe Aledo en la presentación nos lo reveló como calificativo predilecto para Sesca y porque ciertamente el libro “Los toros y Orihuela (1383-2015)” de José Ruiz Cases “Sesca” se lo merece. ¡Magnífico! ¡Magnífico!

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*