Callosa reducirá el Impuesto de Bienes Inmuebles durante tres años consecutivos

ruben manresa

El tipo impositivo del impuesto local pasará del 1,1% al 1% en 2017 y se producirán nuevas reducciones en 2018 y 2019

 

El acuerdo también incluye una bonificación del 80% para familias numerosas de caracter especial / Imagen de archivo

La corporación del Ayuntamiento de Callosa aprobará esta tarde en pleno la reducción en 2017 del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) cuyo tipo impositivo pasará del 1,1% hoy día al 1% en 2017. De igual forma, la mayoría absoluta formada por el tripartito callosino (PSOE, IU, SOMOS) hará posible que durante 2018 y 2019 se produzcan nuevas reducciones del tipo.

El acuerdo del pleno también incluye la aplicación de una bonificación del 80% para las familias numerosas de carácter especial, así como una bonificación del 75% para aquellos inmuebles que sean declarados de especial interés o utilidad municipal por concurrir circunstancias históricas, sociales, artísticas o de fomento del empleo.

Merma de ingresos municipales de 358.000 euros

La bajada de la conocida como Contribución producirá también un descenso en los ingresos municipales de 358.114 euros. Desde la concejalía de Hacienda se intentará compensar esta reducción con la convocatoria y adjudicación de distintos contratos mayores “que se ejecutaban de forma irregular por el Consistorio, así como la apertura de los contratos menores a libre competencia entre empresas”, según indica el concejal Ruben Manresa.

Pese a la bajada en la partida de ingresos, Manresa asegura la urgencia de rebajar la presión fiscal en los vecinos como señala la alta participación en la convocatoria de ayudas para el mantenimiento de la vivienda habitual.

El acuerdo también incluye el rechazo a cualquier propuesta de actualización de valores catastrales que se plantee desde el Gobierno de España así como el compromiso de realizar nuevas reducciones del tipo impositivo en los dos próximos años.

Plan de ajuste

Actualmente, el Ayuntamiento de Callosa de Segura se encuentra sometido a lo estipulado en el Plan de Ajuste que el Partido Popular aprobó en el año 2012 y que establecía, entre otros, el compromiso del consistorio de aumentar los ingresos procedentes del Impuesto de Bienes Inmuebles durante un periodo de 10 años.

Por ello, la Concejalía de Hacienda ha presentado una propuesta de modificación en la que se incluyen medidas extraordinarias destinadas a compensar el desequilibrio que producirá la reducción del tipo impositivo.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*