Cambiemos denuncia el “bochorno” de la inauguración del LIDL y pide explicaciones al Gobierno Local por alimentar las aglomeraciones

Señalan que es “ridícula” la pelea en redes sociales entre portavoces de PP y C’s para ver quién vende como logro político la apertura de una superficie comercial, mientras permiten una inauguración sin medidas de prevención ni seguridad ante la pandemia

Cambiemos Orihuela ha mostrado su malestar ante la situación derivada de la reapertura de una superficie comercial en el centro del municipio que habría dado lugar a aglomeraciones y posibles excesos de aforo. Y es que, a lo largo de la mañana han recibido algunas imágenes de aglomeraciones, colas y cierta masificación en el entorno de la tienda. “No se entiende que en un contexto de endurecimiento de medidas, petición de autoconfinamiento desde el Ayuntamiento  y cierre de hostelería, el Gobierno de Orihuela participe del bombo de las horas previas y diera publicidad institucional a la reinauguración”. De hecho, el propio edil de urbanismo hizo un “posado de foto” junto a representantes de LIDL. Por ello, insisten en que “una cosa es que la superficie reabra y funcione, a lo cual tiene derecho, y otra muy distinta darle rango de acontecimiento, cosa que estimula aglomeraciones innecesarias”.

De hecho, Bernabé también ha apuntado directamente a la empresa. “Dejando a un lado los privilegios fiscales, las prácticas de monopsonio o la precariedad laboral que muchas veces generan estas marcas, deberían explicar por qué pusieron un cartel de Gran Apertura en la puerta, sabiendo que eso podía provocar más masificación. Lo que pasa es que a este tipo de negocios la sensibilidad con la pandemia les dura lo justo, lo importante es maximizar beneficio a costa de lo que sea”.

Además, han señalado la “ridiculez” provocada en redes sociales por portavoces de PP-C’s en las horas previas a esa reapertura. Y es que, miembros del Gobierno han cruzado mensajes en Facebook tratando de apropiarse del mérito de la reapertura del centro. Ante ello, Carlos Bernabé ha señalado que “es una pelea absurda por ver quién es mejor relaciones públicas de una gran empresa, cosa que hacen en muchos ámbitos”. Una escenografía que contrasta, a su juicio, con las nulas políticas de defensa del comercio local, protección del patrimonio histórico, fomento de la vivienda o cambios de modelo urbanístico. “Es ridículo ver a PP-C’s discutiendo por ver quién ha hecho más por una gran marca mientras ninguno de ellos hace lo que debe para proteger a un pequeño comercio asfixiado, patrimonio o necesidades sociales donde el Ayuntamiento sí debe tener protagonismo y ayudar a generar empleo de calidad”

Por último, exigen que el Gobierno Local aclare qué medidas o protocolos de seguridad han llevado a cabo en el contexto de la reapertura de esta superficie.

A lo largo de la mañana a través de las redes sociales han sido muchos los vecinos que han mostrado su malestar al ver las colas de personas para acceder a la nueva superficie comercial.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*