Cambiemos llevará a Pleno el rechazo a la Planta de Residuos de Torremendo

Carlos Bernabé denuncia que el proyecto “es una nueva agresión medioambiental, social y económica contra el municipio”

Cambiemos Orihuela llevará al Pleno del mes de septiembre una propuesta para rechazar el proyecto de instalación de una Planta de Residuos Agropecuarios en el término municipal de Orihuela, más concretamente en el entorno de Sierra Escalona, en la misma zona afectada, años atrás, por el proyecto de vertedero vinculado a redes de corrupción y que provocó un enorme rechazo vecinal.

“Otra vez más, los de siempre, bajo nuevas marcas, buscando el lucro a costa de destrozar nuestro territorio», señala el coportavoz de Cambiemos, Carlos Bernabé. A juicio de la formación el proyecto sólo trata de «traer a Orihuela residuos contaminantes que el gran agronegocio no quiere tratar como debe”.

La formación ha anunciado que elevará una propuesta para que los informes que, de forma preceptiva, debe realizar el Ayuntamiento, sean negativos. «El Grupo Lucas, uno de los grandes del agronegocio en la Región de Murcia, pretende ampararse en una Declaración de Interés Comunitario (D.I.C.), pues bien, este proyecto tiene todo el interés particular del mundo, pero comunitario, ninguno», apunta el concejal. Han explicado que esta figura jurídica, reconocida en la LOTUP valenciana, se contempla para usos excepcionales siempre que se cumplan condicionantes muy estrictos y se justifique el interés del proyecto. No obstante, a juicio de Cambiemos, la actitud laxa de la Generalitat a la hora de interpretar las solicitudes de D.I.C. y la política urbanística del Ayuntamiento estarían provocando un «efecto llamada de la especulación”.

La solicitud de D.I.C: implica que el Ayuntamiento emita informes valorando la idoneidad o no del proyecto y su posible interés para el municipio. Ante ello, Cambiemos instará a que éstos sean negativos.

“Este proyecto se sitúa en el entorno de Sierra Escalona, en una zona muy afectada y agredida ambientalmente, por lo que primero se debe aumentar, extender y fortalecer su protección y, a partir de ahí valorar posibles aprovechamientos pero, desde luego, no proyectos cómo este”.

Estudio de Integración Paisajístico “ridículo y amenazante” firmado por exconcejal del PP
de Medio Ambiente

Desde Cambiemos critican que un concejal que, a su juicio, no hizo nada por proteger Sierra Escalona, ahora se lucre con proyectos que destrozan más el territorio. «Puede que sea legal, pero desde luego no ético». Y es que, el Estudio de Integración Paisajística está firmado por el exedil de Medio Ambiente del PP, Miguel Ángel Fernández Moreno. “Nosotros no tenemos nada personal contra él pero el Estudio es vergonzoso”, afirman. En ese sentido referencian algunas páginas del estudio que consideran muy preocupantes.

En el proyecto, la empresa promotora afirma que “la no ejecución del proyecto podría conllevar vertido incontrolado de residuos ganaderos, produciendo una contaminación del suelo (…) aporte de estiércoles sin compostar a tierras de cultivo, lo que podría conllevar un riesgo para la inocuidad de lo allí producido.”  Algo que Cambiemos considera indignante. “En otras palabras, no están diciendo que, si no le autorizamos una planta contaminante entonces contaminarán más aún, se supone que esta empresa debe tener plan de gestión de residuos allí donde ya actúa, así que a lo mejor no sólo debería rechazarse este proyecto, sino indagar por si hay que llevar a alguien a fiscalía”, apunta Carlos Bernabé.

En esa misma línea, afean que el Estudio asevera también, entre otras cosas, que “se prevé que la actuación repercuta el nivel económico positivamente, al implantar una actividad económica en un emplazamiento donde esta es inexistente”. A este respecto, insisten en que ese tipo de afirmaciones, en ese contexto, sólo son propias de sectores “que no entienden, o no quieren entender, el valor medioambiental del territorio donde se quiere instalar este proyecto, hay zonas en las que generar este tipo de actividad no impacta de forma positiva, sino todo lo contrario”.

El proyecto sólo reconoce crear dos puestos de trabajo pero, sobre todo, tal como apunta el grupo municipalista, «es una planta que no tendrá otro objetivo que fortalecer el agronegocio del Grupo Lucas, “que no sólo destruye empleo en la agricultura tradicional, sino que agrede al medioambiente. Autorizar esta planta es fortalecer un modelo insostenible de enriquecimiento para unos pocos”.

Por ello, desde Cambiemos insisten en que en este momento, el Gobierno Local tiene la posibilidad de rechazar el proyecto emitiendo los informes correspondientes. “No podemos seguir tolerando agresiones de este tipo mientras Sierra Escalona, como buena parte de los entornos de valor ambiental del municipio, siguen desprotegidos y esquilmados por unos pocos”.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*