Comienzan las obras de construcción del nuevo comedor escolar de la Escuela Infantil La Paz

El concejal de Urbanismo, Antonio Meseguer, visita las obras

La nueva infraestructura dará servicio a 96 niños de entre 3 y 5 años que hasta ahora debían desplazarse a otro centro escolar

El concejal de Urbanismo, Antonio Meseguer, ha informado de que este lunes se han iniciado las obras de construcción del demandado comedor escolar con cocina del CEI La Paz de Bigastro. Unos trabajos que contemplan una nueva edificación que irá anexa al centro escolar y que contará con una cocina y comedor para dar servicio a casi un centenar de alumnos de entre 3 y 5 años. Hasta ahora, la escuela infantil carece de este servicio, lo que obliga a los pequeños que tienen que hacer uso del mismo a trasladarse a otro centro de la localidad.

El nuevo comedor dará servicio a 96 comensales en dos turnos (48 comensales por turno) a través de una cocina y un servicio de comidas mediante catering, de acuerdo con el programa de necesidades establecido por Conselleria.

El nuevo edificio se ubicará en el patio existente entre el colegio y el Centro de Salud de Bigastro, ubicado en la misma parcela. De esta manera, el acceso de los niños a la nueva estancia se ubica en la prolongación del pasillo interior centro escolar. Este acceso se complementa con otro emplazado a través del patio y un acceso de servicio por la calle Cervantes.

 

El edil Antonio Meseguer ha explicado que se trata de “un día importantísimo” para el municipio y para su comunidad educativa puesto que el Ayuntamiento llevaba cinco años luchando por sacar adelante este proyecto. “Ha sido un escollo tras otro, hemos encontrado muchas piedras en el camino por parte de Conselleria y por parte del PSOE de Bigastro no hemos encontrado ayuda, todo lo contrario, pero hoy podemos decir que el comedor escolar del CEI La Paz será una realidad”, ha señalado.

Este proyecto tuvo una primera licitación que quedó paralizada por baja temeraria y, posteriormente, tuvo una segunda licitación con una segunda baja temeraria pero se adjudica en octubre de 2019. Aunque las obras no se han iniciado hasta hoy. “La Covid-19 no ha sido una excusa porque desde octubre estaba la contratación hecha”, lamenta Antonio Meseguer, quien señala que desde finales de año hasta marzo -cuando se declaró la pandemia- se perdieron unos meses importantes para poner en marcha el demandado comedor, por lo que se ha mostrado crítico con la gestión del Consell.

Con las obras ya iniciadas, el plazo de ejecución es de seis meses por lo que este próximo curso (2020-2021) los pequeños “tendrán un comedor escolar digno como tendría que haber sido siempre”, ha señalado Meseguer.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*