Comienzan las prospecciones geofísicas mediante un georradar para localizar La Muralla de Orihuela

Una técnica no invasiva usada en arqueología por primera vez en Orihuela, que permite conocer de forma indirecta la estructura del subsuelo a partir de la transmisión de impulsos electromagnéticos y de la recepción de las reflexiones generadas por las discontinuidades existentes

Desde la concejalía de Patrimonio Histórico que dirige el Rafael Almagro, se informa que los pasados días 26 y 27 de diciembre se realizaron prospecciones geofísicas mediante un georradar, con la finalidad de definir el trazado de las murallas medievales en varias zonas de nuestra ciudad. “Se trata de una técnica no invasiva, usada en arqueología por primera vez en Orihuela”. Esta técnica permite conocer de forma indirecta la estructura del subsuelo a partir de la transmisión de impulsos electromagnéticos y de la recepción de las reflexiones generadas por las discontinuidades existentes en el subsuelo. En términos físicos lo que se detecta son las variaciones de conductividad, permisividad eléctrica y permeabilidad magnética, debidas a la presencia de estructuras enterradas o a las variaciones litológicas del suelo.

La actuación fue programada desde la Concejalía de Patrimonio Histórico, ha sido dirigida por Emilio Diz en los aspectos arqueológicos y realizada por la empresa Oppida S.L. con un presupuesto de 3.627,58 €.

Se han prospectado seis zonas por donde se presupone que transcurre la muralla:

En la Calle Francisco Die-Plaza de Monserrate y Calle Hospital-Plaza de Monserrate, lugares donde se ha documentado físicamente la muralla en obras de instalación de tendidos eléctricos y de alcantarillado, para intentar localizar la posible antemuralla que citan las fuentes documentales.

En la Calle Salida al Río, donde una estructura para colocar tablachos en caso de crecida del río, podría fosilizar un portillo de la muralla. Aquí se espera documentar también una posible calle medieval junto a las estructuras defensivas.

En la Calle de Santa Lucia-Paseo, para intentar localizar la muralla y la antemuralla.

En la plaza de la Merced, para localizar la muralla, ya que sabemos que una de las torres de la antigua iglesia, la Torre de Navalflor, lo era a la vez de las murallas.

Finalmente en la Calle Alfonso XIII-Plaza de la Soledad, donde se encontraba la puerta de Elche, a fin de localizar el trazado de la muralla y de las acequias existentes en la zona.

La toma de datos ya ha concluido, después del procesamiento de los mismos y su interpretación, lo cual aún tardará varios días, estaremos en condiciones de conocer nuevos aspectos sobre el sistema defensivo medieval, eso teniendo en cuenta que todos los servicios urbanos como alcantarillado, electricidad y telefonía hayan permitido una lectura correcta de los datos.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*