El Hospital Vega Baja estrena nueva decoración en Pediatría: sirenas, tigres o tortugas harán compañía a los niños y a las niñas

Las habitaciones de la Unidad de Pediatría del Hospital Vega Baja han sido decoradas con ilustraciones interactivas gracias a un proyecto solidario de Asun Roca

Las habitaciones de la Unidad de Pediatría del Hospital Vega Baja de Orihuela lucen diferente este año. Las paredes de color blanco, que tanto caracterizan a los centros hospitalarios, se han transformado en colores vivos y juegos interactivos, decoradas con vinilo adhesivo para entretener a los niños. La idea de este proyecto es de Asun Roca, propietaria de la tienda SolidariaShop. Hace tiempo se le ocurrió decorar las instalaciones de la Unidad de Pediatría del hospital y acudió ahí para trasladarla. Asun admite que la recibieron con los brazos abiertos, puesto que todo estaba pintado de blanco.

Asun llevaba años colaborando con el Hospital de Alicante y se dio cuenta de que quería hacer algo por el centro al que acuden sus propios hijos cuando necesitan ser atendidos por un médico. Así fue cómo comenzó este proyecto hace ya cuatro años.

“Me costó dos años en conseguir y ahorrar el dinero. Comencé a pintar los pasillos, en los años siguientes se pintó la sala de Urgencias de la unidad de Pediatría. Ahora estamos acabando las siete habitaciones y la zona de los bebés. Todo el dinero lo he conseguido a través de vender los detalles de mi tienda y es cierto que ahora hay gente que hace donativos anónimos y que han querido colaborar con el proyecto”, explica Asun a Diario de la Vega.

Todo este proyecto está pensado para animar a los niños. Asun admite que muchos padres de Almoradí, su ciudad de procedencia, la han llamado para agradecerle por esta iniciativa. “Los niños cuando entran a la sala se olvidan y desconectan del dolor. Hemos estado haciendo decoraciones muy interactivas para que la mente de los pequeños esté entretenida”, indica.

Asun, quien está a punto de finalizar el trabajo en las habitaciones y en el resto de las instalaciones, dice que los niños estaban tan emocionados que no se resistieron a jugar e interactuar con un decorado reciente. “Hemos estado decorando el suelo, que es un pasillo bastante largo, conforme íbamos poniendo pegatinas, ellos iban saltando, jugando a la rayuela como si estuvieran en un parque, con las mismas ganas. Ya no tiene pinta del hospital sino de un parque de bolas”, bromea.

 

Respecto a los materiales, las habitaciones de la unidad de Pediatría se han decorado con vinilo adhesivo, puesto que se ha querido evitar molestar a los pacientes con fuertes olores como es el de la pintura. “La primera vez que decoramos las instalaciones si usamos pintura pero nos dimos cuenta de que eso podía ser molesto, ya que se tuvo que inhabilitar un pasillo y por eso, desde entonces hemos sido muy respetuosos con los pacientes”, clarifica.

Según Asun, el vinilo se adapta muy bien a la pared y da la sensación de que esté pintado, aunque no sea así. En cuanto a las decoraciones, la responsable del proyecto manifiesta que cada habitación se ha decorado de manera diferente y lleva su propia ilustración, esta a su vez tiene un mensaje interactivo para buscar elementos repartidos por la pared. Hay que buscar, jugar e interactuar con las imágenes. Gracias a ello, los niños se distraen, se entretienen y se divierten a pesar de las circunstancias.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*