El punto de lectura de la Costa solo abre un día a la semana y en condiciones “precarias”

Claro denuncia que los voluntarios piensan en dimitir tras tener que hacerse cargo de la limpieza del centro y de la compra de materiales

El partido de Orihuela Costa CLARO ha denunciado la precaria situación en la que se mantiene el único punto de lectura del litoral oriolano que actualmente solo puede abrir una vez a la semana durante cuatro horas gracias al trabajo de tres voluntarios.

A través de un comunicado, Claro ha criticado que este servicio está “muriendo por la nefasta gestión” que está realizando el equipo de gobierno (PP) y Ciudadanos que es quien ostenta de forma extraoficial la delegación de Cultura.

El partido de la Costa denuncia que el punto de lectura, abierto en 2013 y que debe dar servicio a cerca de 50.000 residentes que viven en el litoral, es “insuficiente” y tiene muchas carencias que durante semanas abocaron a su cierre. Relatan falta de materiales básicos de oficina, que en muchas ocasiones tenían que comprar los propios voluntarios, ausencia de teléfono, wifi o falta de estanterías para colocar los libros. “El espacio cuenta con 14.000 libros pero cerca de 6.000 siguen en cajas sin desembalar por falta de espacio o estantes”, lamentan.

Esta situación llevó a los nueve voluntarios que se encargaban de abrir el punto de lectura tres días a la semana a dimitir. Pero ante la reiterada demanda de asociaciones, se consiguió reconducir la situación desde hace unos meses y ahora se abre  un día a la semana  unas cuatro horas, con tres voluntarios.

Sin embargo, denuncian que “las nuevas  promesas de apoyo se han vuelto a romper por parte del Ayuntamiento agravándose hasta el punto de volver a denunciar los voluntarios la situación en precario con la que cuentan, al haberse cortado el agua del centro, y tener que realizar ellos la limpieza de un local municipal”.

Según relatan desde Claro, ante las reclamaciones de los voluntarios antes estas carencias, el asesor de la coordinadora de la Costa, les espetó “que no hay dinero para este centro, ni para su  limpieza, y que si queréis  limpieza  compraros  los productos y limpiaros vosotros mismos la dependencia municipales, como hacen los otros dos o tres colectivos que utilizan el centro”. Un comentario que tachan de “improcedente” para un cargo público. Ante tanta promesa baldía los voluntarios están pensando en volver a dimitir”, indican.

Centro Cultural

Claro ha vuelto a reclamar que Orihuela Costa “necesita una biblioteca en condiciones” y ha anunciado que pedirá amparo al Consell Valencià de Cultura,  una institución consultiva y asesora de la Generalitat Valenciana en las materias específicas de cultura, para que “frene la brecha cultural existente entre el casco con sus tres bibliotecas  y los 50.000 vecinos de la Costa con la precaria situación en que se encuentran, sin centro multicultural y sin biblioteca municipal, cuando en poblaciones de más de 5.000 residentes es un imperativo”.

Asimismo, presentarán una alegación a los presupuestos del Ayuntamiento del 2016 para que se destinen los fondos  necesarios urgentemente,  para acabar con estas carencias, y dar  apoyo a la labor social desinteresada de estos voluntarios, evitando con ello el cierre de este Punto de lectura, hasta la conclusión del centro multicultural de la Costa, que incluya una  biblioteca que preste un servicio suficiente  para la gran demanda vecinal que existe y dado el incremento constante de población  en esta zona del municipio.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*