EL reglamento de Consejo Social de la Ciudad se aprueba entre broncas e intentos de recusación

P1012176

Dolón salva  “in extremis” que se hable de su aval a la petición de indulto del condenado Hernández Mateo

 

Un pleno bronco con más malas formas que fondo aprueba el reglamento del Consejo Social de la ciudad al que LV presentó 25 alegaciones y en forma definitiva la ordenanza que permite bodas en Las Eras de la Sal

Las broncas volvieron a ser las protagonistas del pleno municipal del Ayuntamiento de Torrevieja en el día de ayer, cuando tras una sesión plenaria en la que se veía manifiestamente incómodo al alcalde y que comenzó con salidas de tono  desde los puntos de “Dar Cuenta” en los que por primera vez,  tomó la palabra el edil de Hacienda, Joaquín Albaladejo, para replicar a las informaciones dadas por los concejales de la oposición, algo inédito y que provocó que la edil socialista Fanny Serrano acusara al alcalde de “hacer lo que le sale de los cojones” y marcharse del pleno, tan sólo por un rato, para no escuchar la intervención de Albaladejo.

Más crispado fue el momento en que se quiso presentar una moción de urgencia conjunta por parte de los tres grupos municipales en la oposición, moción de la que el Alcalde Eduardo Dolón no quería ni que se conociera el contenido y que salvó de ser presentada por un error en las formas, la moción venía con una corrección hecha con tipex, y otra de fondo, según un informe “a vuelapluma” de la secretaria municipal el ROM no contempla que el Pleno de Torrevieja pueda reprobar a sus concejales, ni su comparecencia en una comisión para explicar sus actuaciones. Cuestiones estas dos al parecer contempladas en otros reglamentos de municipios de gran población como la Ciudad de Torrevieja.

En  un arranque la concejala socialista Fanny Serrano que defendía la presentación de la moción,  les dijo que “se dieran por reprobados” refiriéndose al alcalde Dolón y el concejal del PP Joaquín Albaladejo, por utilizar su cargo para apoyar la solicitud de indulto al exalcalde condenado por corrupción, Pedro Ángel Hernández Mateo. 

P1012118Este no fue el único momento en que concejales de gobierno y oposición se cruzaron epítetos de grueso calibre, durante toda la sesión plenaria se mascaba la tensión en el ambiente y se aprovechaba cualquier oportunidad para tirar al rival con dardos envenenados, hasta el punto de pronunciarse frases como “no vamos a someternos a una pandilla de imputados herederos de un condenado” pronunciada por la socialista Fanny Serrano y contestaciones con palabras malsonantes expresadas a micrófono cerrado desde la bancada popular.

En medio de este bronco y estéril debate se aprobó entre otras cuestiones la ordenanza fiscal reguladora por la que se podrán realizar eventos matrimoniales en recintos públicos diferentes al Ayuntamiento y el Reglamento del Consejo Social de la Ciudad, cuyo debate pasó sin pena ni gloria aún, habiéndose presentado 25 enmiendas a su contenido por parte del Grupo Municipal de LV.

También puede interesar

Publicidad

[yuzo_related]

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*