En toda necesidad

Fran Maciá / Portavoz del Grupo Municipal Socialista de Callosa de Segura

Reviso el volcado de incidencia de coronavirus en Callosa de Segura el 18 de agosto de 2020. La Consellería de Sanidad informa treinta y cinco PCR+, once casos en los últimos catorce días y un fallecido. Sirvan los datos como marco al cierre de unas fiestas atípicas que ante la incidencia del covid19 han tenido más carácter patronal que de moros y cristianos, con un programa de actos predominantemente religioso arraigado en la tradición al patrón San Roque vista la posibilidad de realizar determinadas actividades con medidas adicionales de higiene y prevención entre las que se encontraban la celebración de actos de culto. La Resolución de 17 de julio de 2020, de la Consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, de modificación y adopción de medidas adicionales y complementarias del Acuerdo de 19 de junio, del Consell, sobre medidas de prevención frente al Covid-19, era garantía para ello.

La Arciprestal de San Martín ha sido pues epicentro estas fiestas patronales. Se celebraba en el templo la tradicional Novena y los actos con presencia civil de ayuntamiento y asociación de moros y cristianos, invocación, ofrenda floral a la Inmaculada y solemne misa al patrón San Roque. El 16 de agosto asistía -junto a representantes de todos los grupos políticos de la corporación- a la misa en honor al patrón cuyo colofón ha provocado un agrio debate político y social sobre la prevención del covid19 en Callosa. Debate que me aventuro a intuir posiblemente haya dejado un sabor agridulce al esfuerzo de los responsables de la Parroquia de San Martín tras implementar medidas sanitarias durante toda la actividad en la Arciprestal estas fiestas. Reviso la resolución de la Consellera de 17 de julio para valorar objetivamente lo realizado, la asistencia al templo no superaba el 75% del aforo, mascarilla obligatoria, dispensadores de gel en todas las entradas. En cuanto a la distancia de seguridad, algo a mejorar, aun cumpliendo aforo dependiendo de la distribución de asistentes no siempre se lograba conservar. Referente a la ocupación de la bancada, y he asistido a unas cuantas ceremonias, el espacio habitual de seis personas lo han ocupado un máximo de cuatro.

Surge la polémica finalizada la eucaristía con la presencia de la imagen de San Roque en el quicio de la Arciprestal mientras en la Plaza de España un grupo musical y los cargos festeros recibían al patrón para dar paso a los ‘Gozos’ y fuegos artificiales. La corporación nos incorporamos en último lugar. Unas cifras dimensionan lo sucedido, San Roque reúne en procesión hasta cuatro mil personas, esa noche en la Plaza de España podías sumar alrededor de cien, cantidad que no siendo una aglomeración desmesurada si es un grupo numeroso en estándar covid. Recurro de nuevo a la resolución de la Consellera “en el supuesto de actos de culto en la vía pública cuya afluencia este previsto supere las 50 personas estará supeditada a la previa puesta en conocimiento de la autoridad municipal y en el supuesto que este previsto supere las 150 personas, será preceptivo el establecimiento por parte de la organización de las suficientes medidas de seguridad de acuerdo con las especificaciones y exigencias técnicas vigentes.” Las mascarillas estuvieron presentes en la plaza, la distancia de seguridad desapareció al arremolinarse los asistentes buscando la puerta de San Martín para contemplar la imagen. Fotografías y vídeos hicieron el resto. Críticas y valoraciones poblaron las redes sociales. Algunas razonadas y otras injustas. Acusaciones de desconocimiento de normas sanitarias pasando por un burdo intento de apropiación de la identidad religiosa ante supuestos e inexistentes boicots a la celebración del patrón a justificaciones peregrinas basadas en la presencia de terceros en el templo. De cifras a la baja en la defensa a ultranza de lo sucedido a descripciones con un punto de exageración. Una situación compleja ante un escenario que muestra un más que necesario propósito de mejora en las medidas de prevención del covid19 en la ciudad.

Se acerca septiembre, vuelta a clase, y la obligación de prever la incidencia del virus en otoño. Recojo las palabras del sacerdote Eloy Martín en su homilía de San Roque, “superar esta pandemia implica colaborar todos y entre todos”, la ciudadanía y también quienes tenemos responsabilidad política, de aquello que no salió bien aprendamos para mejorar, nos va la salud en ello.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*