Hallan los restos de una beata del siglo XVII durante las obras en la iglesia de Redován

A Sor Anastasia María Romero y Soler se le achaca la llegada y veneración en la localidad de la imagen de la Virgen de la Salud

El párroco de Redován muestran una reproducción del Magister que habla de Sor Anastasia

Las obras de rehabilitación que se están llevando a cabo en la iglesia de San Miguel de Redován han aportado un nuevo descubrimiento que permitirá enriquecer la historia del municipio. Durante los trabajos en el interior del templo han sido localizados los restos de Sor Anastasia María Romero y Soler, una beata del siglo XVII natural de Redován a la que se le achaca la llegada y veneración en la localidad de la imagen de la Virgen de la Salud.

Hasta hoy no se conocía el lugar exacto donde se depositaron los restos de Sor Anastasia aunque sí se sabía que fueron trasladados durante las obras que se realizaron en el templo en 1972. Así consta en el acta del párroco que estaba en esa fecha. En dicho documento “consta que hubo presentes un número de personas que en secreto hicieron el traslado de los restos. Se sabía ocularmente que los restos estarían en la parroquia pero se desconocía el lugar exacto”, ha explicado el párroco de Redován, Eloy Martín. No ha sido necesaria ninguna prueba arqueológica para confirmar este hallazgo ya que junto a los restos se encontraba un acta en el que se especificaba claramente a quién pertenecían.

Los restos óseos se encontraron en la capilla dedicada a la Virgen de la Salud donde antiguamente se encontraba la pila bautismal. Y una vez concluyan las obras en el templo los redovanenses y visitantes podrán conocer más sobre la vida y obra de esta beata a través de la placa que se va a colocar en el lugar en el que a partir de ahora descansarán sus restos que serán preservados en una urna de metal.

Es una de las personas ilustres de la historia de Redován. Este hallazago es un motivo de gran alegría porque recientemente se recuperó su memoria”, ha explicado Martín. Y es que aunque en el templo ninguna placa recordaba su figura ya contaba con una calle con su nombre en la localidad.

Por su parte el alcalde, Emilio Fernández, ha dicho que este hallazgo y la placa que se va a instalar permitirán a gente de toda la comarca “conocer a esta mujer que hizo mucho por sus vecinos”.

¿Quién fue?

A Sor Anastasia María Romero y Soler se la conoce a través del Magister del cronista José Montesinos Pérez y Martínez de Orumbella cuyo Capítulo X dedica a las hechos y figuras relevantes de la historia de Redován.

Sor Anastasia dedicó su vida a la religión y a ella se le achaca la veneración en Redován de la imagen de la Virgen de la Salud aunque no era monja propiamente dicha ya que pertenecía a la Orden Terciaria de la Orden Mercedaria.

Los más mayores de Redován conocen dichos que se han ido trasladando de padres a hijos sobre la beata. “Cuentan los vecinos que Jesús se le apareció tres veces con dos coronas una de espinas y otra de flores y ella eligió la de espinas”, explica el alcalde.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*