La Conselleria de Agricultura y Transición Ecológica destina 11,6 millones de euros a la reforma de la planta depuradora de Orihuela-Casco

vistas desde la torre de la catedral

La actuación permitirá el tratamiento de 8.000 m3 de agua al día además de reducir las molestias para los núcleos de viviendas próximos a la planta

La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica destina 11,6 millones de euros a la remodelación integral de la planta depuradora de Orihuela-Casco.

El Pleno del Consell autorizó ayer la inversión de 9,6 millones de euros -presupuesto de ejecución sin IVA- que gestionará la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR), dependiente de la conselleria, con el fin de renovar las instalaciones que explota y mantiene el Ayuntamiento oriolano.

El proyecto tiene por objeto la modernización integral de las instalaciones de tratamiento. A tal efecto, se van a incorporar distintos avances tecnológicos en los distintos procesos de tratamiento, adecuando el vertido de agua tratada a las condiciones impuestas por la Confederación Hidrográfica del Segura.

El proyecto va a permitir aumentar considerablemente la disponibilidad de agua recuperada para su reutilización, al dotar a la instalación de un nuevo tratamiento terciario con capacidad para 8.000 m3 diarios de agua.

Asimismo, la actuación reducirá significativamente las molestias para los núcleos de viviendas próximos a la instalación en materia de olores, ruidos e impacto visual.

La reforma de Orihuela-Casco, prevista en el plan de obras trianual de la EPSAR, se suma a la de Orihuela-Costa que cuenta con un presupuesto de 6.663.111 euros para la renovación y mejora del sistema de saneamiento.

Este mes de diciembre el bipartito de Orihuela dio luz verde al proyecto remitido por la EPSAR para Orihuela-Costa hace ahora tres años cuya mejora aumentará la fiabilidad del sistema de saneamiento y repercutirá, asimismo, en la mejora de la calidad de agua para las comunidades de regantes de la zona, quedando pendiente que el consistorio ponga a disposición los terrenos para la ejecución de las obras, lo cual no impedirá la pronta licitación de las mismas.

En el caso de Orihuela-Casco, la Corporación local debe dar conformidad al proyecto, certificar la compatibilidad urbanística así como poner a disposición los terrenos para la ejecución de las obras.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*