La cooperativa de mujeres aparadoras de Rojales se suma a la ola solidaria confeccionando más de un millar de mascarillas

El Coronavirus saca el lado más humanitario, en este caso entre las mujeres costureras de esta localidad que las distribuyen entre hospitales y fuerzas de seguridad

La solidaridad de las trabajadoras de la empresa Evimefamm en Rojales es otro ejemplo más de la sociedad generosa que destaca estos días ante la crisis sanitaria del Coronavirus.

Con gran esfuerzo y las telas de algodón que tenían en stock esta cooperativa de mujeres aparadoras, que normalmente se dedica al calzado o la ropa, se ha unido para confeccionar ya más de un millar de mascarillas, sumándose a esta campaña humanitaria.

En sus ratos libres se dan a las manos y a las máquinas de coser para después distribuir estas demandas mascarillas entre personal sanitario de los hospitales de la Vega Baja, Policía Local, Protección Civil y todos aquellos colectivos más expuestos ante riesgos de contagios.

Pero esta colaboración con esta necesidad de material no queda aquí, son también mujeres anónimas de Rojales, costureras por cuenta propia, las que se han sumado a esta ola de solidaridad.

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*