La Diputación reabre la Agencia Comarcal de Rojales con instalaciones más seguras, modernas y eficientes

Las mejoras realizadas con una inversión de más de 245.000 euros permitirán ahorrar energía y reducir las emisiones de C02 y el riesgo de contagio de COVID

La Diputación de Alicante ha iniciado los trámites para la puesta en servicio en las próximas semanas de la Agencia Comarcal de Rojales. Los diputados de Asistencia a Municipios, Javier Gutiérrez, y Arquitectura, Juan Francisco Pérez Llorca, se han desplazado este mediodía a las dependencias para asistir a la certificación y entrega de las obras y comprobar el estado del edificio tras su reforma. Ambos responsables provinciales han manifestado su satisfacción por la puesta en servicio de unas instalaciones muy necesarias.

 “Cumplimos así nuestro compromiso de volver a abrir las puertas de la Oficina Gestora de la comarca de la Vega Baja clausurada más de tres años por los daños causados por un incendio que afectó principalmente al sistema eléctrico”, ha explicado Javier Gutiérrez. El titular de Asistencia a Municipios se ha comprometido “a reponer con la mayor celeridad la prestación de todos los servicios dirigidos tanto a los ayuntamientos como a vecinos, asociaciones y organismos de la Vega Baja, que a partir del marzo podrán hacer pleno uso de este espacio”.

Por su parte, Pérez Llorca ha explicado en qué han consistido las obras de reforma de la Agencia comarcal que comenzaron en septiembre de 2020 y han contado con un presupuesto de más de 245.146 euros. “La intervención, motivada por un siniestro que dejó completamente deteriorado el edificio de casi 600 metros cuadrados, se ha centrado principalmente la sustitución de las instalaciones eléctricas y de climatización con el fin de lograr un edificio seguro y más eficiente que cuenta ahora con nuevas luminarias de tecnología LED y una unidad climatizadora con tecnología inverter”, ha señalado el diputado de Arquitectura.

El inmueble cumple con las nuevas recomendaciones para reducir el riesgo de contagio de COVID con un sistema de ventilación regulado que permite cambiar y purificar el aire. Los cambios efectuados permitirán además una reducción de la potencia y el consumo de energía que supondrá un ahorro energético anual de 13.560 KWh/año. En términos económicos, las mejoras supondrán recortar en 3.690 euros el gasto medio por ejercicio y un descenso de las emisiones de CO2 a la atmósfera. Las obras efectuadas en Rojales han incluido además una nueva instalación de detección de incendios, intrusión, extintores portátiles, red de telefonía y datos y aparato elevador.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*