La Generalitat aprueba el nuevo proyecto de transporte en autobús que mejora la oferta y el servicio en el área Orihuela-Alicante

Destaca la mejora de la conectividad de la Vega Baja con la UA, un servicio directo por vía rápida entre Orihuela y Alicante, así como la conexión con la red de estaciones AVE y el aeropuerto

La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio ha aprobado el nuevo proyecto de servicio público de transporte de viajeros CV-213 Orihuela-Alacant después del proceso de información pública donde han presentado propuestas ayuntamientos, entidades y empresa, según publica el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV).

El nuevo contrato optimiza la actual oferta y atenderá a una población de cerca de 880.000 habitantes, para lo que contará con un mínimo de 12 autobuses que realizarán unos 884.000 kilómetros anuales.

El proyecto previsto por la Generalitat mantiene la funcionalidad de las líneas actuales. Entre las novedades que presenta destaca la mejora de la competitividad de los desplazamientos en autobús mediante rutas directas hacia Elx y Alicante. En ese sentido resalta la línea 1, que proporciona un servicio directo por vía rápida entre las estaciones de Orihuela y Alicante.

Además, se aseguran las conexiones con las estaciones ferroviarias AVE de Alicante, el aeropuerto y la Universidad d’Alacant (Sant Vicent del Raspeig). En este sentido, resalta la puesta en servicio de una nueva ruta aeroportuaria (Línea 2), que permite conectar el aeropuerto con Orihuela, Callosa de Segura, Albatera y Crevillent, poblaciones que hasta la fecha carecían de dicho servicio directo.

Del mismo modo, también se favorecerá la conexión directa con la Universitat d’Alacant a municipios como Redován, Callosa de Segura, Cox, Granja de Rocamora y Albatera.

Además, las líneas 5 y 6 permitirán ofrecer conexiones diarias con Alicante y su entorno metropolitano a poblaciones menores de 10.000 habitantes como son Los Montesinos, San Miguel de Salinas, Catral y Dolores.

La ordenación del servicio forma parte de la reordenación completa en toda la Comunitat que ha realizado la Generalitat y que anunció la consellera María José Salvador en noviembre de 2017 para garantizar el transporte público en el 100% de los municipios.

Mejoras incorporadas en la participación pública

Como resultado de la aceptación de alegaciones presentadas, hay que destacar que se ha incluido la solicitud del Ayuntamiento de Los Montesinos de crear una parada específica en la línea 7 que dé servicio al municipio.

Además, también se ha incorporado la propuesta del Ayuntamiento de Catral de establecer una parada en la estación de Cercanías de San Isidro-Catral en el recorrido de la L2 y se fortalece la conexión con Alicante y con Elx.

Características del nuevo proyecto

El nuevo contrato CV-213 Orihuela-Alacant integra las relaciones entre el nodo de centralidad comarcal de Orihuela y núcleos referentes de su entorno, con las ciudades referencia del área urbana de Elx y Alicante. El proyecto beneficiará a las comarcas de la Vega Baja, El Baix Vinalopó y l’Alacantí.

El área funcional de La Vega Baja, además de ejercer su rol de interconexión entre las áreas urbanas de Alicante-Elx y Murcia-Cartagena, es un territorio que en los últimos años ha revertido su tendencia emigratoria hacia dinámicas de asentamiento poblacional, gracias al desarrollo de la actividad económica en sectores como el turismo y la agricultura.

Todos los vehículos adscritos al contrato cumplirán con la directiva europea de accesibilidad y demás características establecidas en la ley de Accesibilidad Universal al Sistema de Transportes de la Comunitat Valenciana; deberán estar homologados y cumplir con la normativa vigente en el momento de su adscripción.

Asimismo, los vehículos estarán equipados con un moderno Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE), basado en sistemas de localización geoposicionada por satélite, y comunicaciones de datos de última generación, que proporcionará en tiempo real la información requerida por la Direcció General d’Obres Públiques, Transport i Mobilitat.

El nuevo contrato se prestará durante un plazo de 10 años y se estima que el servicio que se prestará supondrá para la Generalitat una aportación económica para cubrir el déficit de explotación de 6.246.000 euros anuales.

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*