La oposición oriolana pide la dimisión de Bascuñana

Archivo

Psoe y Cambiemos hacen valoraciones sobre la decisión del juez de llamar a declarar como investigado al alcalde de Orihuela por su anterior etapa como asesor de Sanidad

Desde el Grupo Socialista han exigido esta mañana la dimisión de Emilio Bascuñana como alcalde de la ciudad de Orihuela tras conocerse la decisión de la Fiscalía Anticorrupción de citarlo como investigado al entender que podría haber cometido un delito de apropiación indebida al estar recibiendo un sueldo público y no acudir al puesto de trabajo para el que lo contrataron. Así la portavoz socialista, Carolina Gracia, ha asegurado “esto no nos sorprende, el problema es que ni Bascuñana ni quienes lo mantienen como alcalde han ejercido su responsabilidad, esto ya no es solo una cuestión política, hoy la situación judicial de Bascuñana lo inhabilita para continuar”.

Gracia ha manifestado “esto evidentemente desestabiliza la acción del Gobierno y estamos en un momento en que lo importante es la gestión y el intento continuo para que Orihuela salga cuanto antes de esta crisis económica y social que estamos viviendo, la ciudadanía no puede estar a la espera de que Bascuñana resuelva su situación judicial así que entendemos que si de verdad mira por el bien de Orihuela ha de dimitir”.

Desde el PSOE insisten “Ciudadanos ha ido lanzando a futuro la toma de decisiones y ha preferido esperar antes que conformar una alternativa a Bascuñana pero hoy se le ha acabado el tiempo, ahora ya es la justicia quien investiga la acción de Bascuñana y no pueden ni deben esperar un minuto más”.

Gracia ha asegurado “desde el Partido Socialista no movemos una coma de nuestro discurso, desde el primer momento que se conocía este caso exigimos la dimisión de Bascuñana y además junto a Cambiemos hemos ofrecido una alternativa seria y comprometida únicamente con la gestión municipal”. En este sentido la portavoz socialista ha querido lanzar una pregunta al presidente provincial del Partido Popular “nos gustaría saber si el Sr. Mazón va a mantener a Bascuñana pese a la situación en que se encuentra, permitieron que fuese el candidato y hoy Orihuela sigue en los titulares por noticias que nada o poco tienen que ver con la ciudad y su política ya que los dirigentes populares que han ostentado la alcaldía siempre acaban arrastrando el nombre de la ciudad por sus problemas con la justicia”.

En la misma línea desde la filas de Cambiemos han exigido la dimisión del alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, a raíz de los avances judiciales «respecto a los presuntos sobresueldos que habría cobrado, sin trabajar por ello, entre los años 2007 y 2013, a cargo de la Conselleria de Sanidad, a la sazón controlada por el PP en el que ya militaba Bascuñana. Una vez más, queremos reincidir en lo que ya dijimos en 2018: debemos diferenciar la pista judicial de la pista política. Más allá de los avatares judiciales del Sr. Bascuñana, es evidente que hay una situación de corruptela o, cuando menos, falta de higiene institucional que debe conllevar responsabilidades políticas. En ese sentido, la denuncia de la fiscalía anticorrupción y la investigación de Emilio Bascuñana Galiano no hacen más que agravar una situación que ya era insostenible desde sus inicios».

Cambiemos ha destacado que, durante el mismo junio de 2018, «el propio portavoz del PP y mano derecha del Sr. Bascuñana, Rafael Almagro, reconoció que, el Sr. Bascuñana habría recibido un trato de favor al ser ubicado en una adscripción funcional que implicaba enormes ventajas económicas a causa de un problema de salud, algo que no sucede con ningún otro profesional sanitario en esas condiciones. Un extremo que el alcalde de Orihuela no desmintió en ningún momento, más bien al contrario adoptó un tono amenazante y soberbio contra la oposición, medios de comunicación y ciudadanía demandante de explicaciones».

Por todo lo expuesto, desde este grupo municipal de la oposición oriolana consideran que «el alcalde de Orihuela debe dimitir. De igual modo, es inaceptable que C’s, que ya protegió a Bascuñana en 2018 y bloqueó una moción de censura en ese momento, siga sosteniendo una alcaldía que, otra vez, está manchando el nombre de Orihuela y que está asociada al modo en que el PP parasitó las instituciones de todas y todos. Una situación que es tanto más grave en la medida en que afecta a la Sanidad Pública que fue brutalmente recortada en los mismos años que en el actual alcalde de Orihuela estuvo recibiendo un trato de favor en ella».

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*