Las Norias Gemelas volverán a funcionar tras ser rehabilitadas

Los trabajos sobre ‘Moquita y Pando’ se iniciarán tras el verano con la intención de ponerlas en valor y lograr en un futuro su catalogación como BIC

Las Norias Gemelas -Moquita y Pando- volverán a funcionar próximamente, una vez se acometan las obras de consolidación y rehabilitación licitadas hoy por la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Orihuela por un importe de 493.172 euros. Una vez se firme el acta de replanteo el plazo de ejecución de los trabajos será de seis meses.

El concejal de Patrimonio Histórico, Rafael Almagro, ha avanzado hoy que espera que las obras se inicien a partir del mes de septiembre. Se trata de una intervención que permitirá que las Norias Gemelas, datadas del siglo XII, y de un importante valor histórico, puedan volver a funcionar y a circular como hacían antaño en el enclave de la huerta de Orihuela, desde donde parten dos acequias principales del sistema de riego de la Vega Baja (Alquibla y Molina) que datan de tiempos de la España islámica.

En 2007 se realizaron las últimas obras sobre esta infraestructura hidráulica pero en esa ocasión se puso un eje sobre las estructura para que no pudieran moverse. En esta ocasión los trabajos de recuperación implican que las Norias puedan ponerse en funcionamiento, ha explicado José María Germán, redactor del proyecto de la obra.

Los trabajos implican la recuperación de toda la estructura hidráulica, de la sillería que cobijan a Moquita y Pando así como del entorno de la zona para poner en valor “un elemento hidráulico como este que en otras ciudades ya está reconocido como un Bien de Interés Cultural”, ha señalado Germán, quien explica que “la idea es poner las Norias en marcha siempre que haya un caudal adecuado y no haya rachas de lluvias fuertes”

El proyecto será una realidad después de más de tres años de gestiones, una vez que en septiembre de 2017 los regantes de las acequias Alquibla y Molina dieron el visto bueno a la cesión del Ayuntamiento por parte del Juzgado de Aguas, y también se contó con el apoyo de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) al proyecto.

Por su parte el presidente de la Asociación de Amigos de las Norias Gemelas ‘Moquita y Pando’, Pedro Luis Valero, ha señalado que “nuestra aspiración es ver las Norias y el entorno restaurado, así como verlas declaradas Bien de Interés Cultural. Seguimos investigando en la historia de “Moquita y Pando” y celebrando que el año que viene cumplen 150 años en su nueva ubicación”.

Finalmente, Rafael Almagro ha manifestado que “en estos tiempos de crisis por la pandemia del Covid-19, que vayamos a acometer una obra de casi medio millón de euros es colaborar también en la reactivación económica y seguimos trabajando en otros muchos proyectos que permitirán ayudar a superar esta difícil situación”, al mismo tiempo que ha agradecido a todos los que han hecho posible que esta actuación pueda salir adelante.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*