Polémica en Orihuela ante la llegada de la zona azul a nuevas calles

El Ayuntamiento ha explicado que repone las 177 plazas de zona azul en Orihuela que habían desaparecido por la peatonalización de calles y ampliación de terrazas debido al Covid-19

La concejalía de Infraestructuras del Ayuntamiento de Orihuela, encargada de la gestión del servicio de aparcamiento regulado (ORA), informa que tras la peatonalización de algunas calles por la crisis de la Covid19 y la ampliación de los espacios habilitados para terrazas de locales de restauración, a fin de paliar los efectos negativos en el sector por las restricciones de distanciamiento personal, el Ayuntamiento ha procedido a regularizar la zona de aparcamiento regulado por la pérdida de plazas de estacionamiento destinadas a otros usos. Esta situación había provocado un desequilibrio económico en la adjudicación a la empresa que gestiona la zona azul en Orihuela, dado que el canon que dicha empresa abona al ayuntamiento está establecido sobre el total de plazas que se gestionan.

Al haberse reducido las 600 plazas en 177, según el cálculo realizado por los servicios técnicos del ayuntamiento, la recuperación del equilibrio económico del contrato requería recuperar esas 177 plazas “perdidas” por estar ocupadas por terrazas de locales de restauración y por los períodos de no utilización con la peatonalización.

Asimismo, desde la Concejalía de Infraestructuras, que dirige el edil Ángel Noguera, informan que estas plazas se han restituido ahora en zonas anejas a las actuales, dado que son calles de la misma tipología que las ya reguladas: de predominio residencial y comercial y de servicios.

Esa nueva disposición de plazas de la zona azul -realmente regularizada según contrato, que no ampliada- facilitará la movilidad y el aparcamiento en esas calles ahora reguladas.

Rechazo de Cambiemos 

Cambiemos Orihuela ha mostrado su rechazo a la ampliación de la Zona Azul de la que han tenido conocimiento esta mañana, tras observar trabajos y señales en el entorno de Avenida Teodomiro, de la Vega o Reyes Católicos, entre otras. “Venimos señalando desde la pasada legislatura que el sistema de regulación de aparcamiento de Orihuela se basa más en proteger el beneficio de la empresa adjudicataria que en mejorar la movilidad del municipio” señala el coportavoz de Cambiemos, Carlos Bernabé.

Sin embargo, a juicio del grupo, esta nueva ampliación no hace sino insistir en el mismo error por parte del Gobierno Local. “La crisis climática primero, y la sanitaria después, urgen a mejorar y cambiar radicalmente la movilidad en el ámbito local, cosa que no se está haciendo en Orihuela”: Así, el grupo recuerda que desde abril están pidiendo que se retome la mesa de movilidad y “combinar medidas en el corto plazo con una mirada larga para que Orihuela tenga una movilidad más sostenible en lo ecológico e inclusiva en lo económico”. Con esto último se refieren al hecho de que el sistema que hay de zona Azul actualmente, en su opinión, “no mejora la movilidad, sino que simplemente genera penalización económica a cada vez más parte de la población”.

Por ello, insisten en que, en el marco de las políticas de movilidad, el Ayuntamiento debe fomentar la movilidad ciclista, mejorar el transporte público intramunicipal, ampliar y generar aparcamientos disuasorios gratuitos, repensar la regulación del aparcamiento en el centro urbano y, en definitiva “pensar en cómo mejorar la movilidad de nuestro espacio público”. En ese sentido, desde Cambiemos insisten en la idea que llevaban recalcando desde 2016 “una cosa es regular el aparcamiento en el centro urbano —algo con lo que estamos muy de acuerdo— y otra muy distinta privatizarlo a lo loco, que es lo que está haciendo el Gobierno Local”.

Además, tal como recuerda Cambiemos se desconoce si la ampliación corresponde a las plazas suprimidas como consecuencia de la ampliación de la zona de terrazas, o si se ha aprovechado la tesitura para ampliar de manera excesiva, el número de aparcamientos afectados por la zona azul. “Es más, cuando a final de año se suprima la ampliación del espacio de las terrazas, ¿se restaurará el número de aparcamientos destinados a zona azul en la misma medida, o se aprovechará para mantener la ampliación actual?”, se preguntan.

Esto último, afirman,  “supondría una ampliación abusiva de la zona azúl, que en nada beneficia ni a los vecinos del municipio, ni a los comerciantes tal y como se quiere hacer creer desde el equipo de gobierno. Es más, queremos recordar que en Agosto de 2017, la Cámara de Comercio, emitió un informe negativo sobre la ampliación de la zona azul en el comercio de Orihuela, acusando a la empresa concesionaria de tener, simplemente, un afán recaudatorio”.

Por ello, solicitan al Gobierno Local paralizar la ampliación de la Zona Azul para poner encima de la mesa “otro modelo de movilidad”.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*