Puig anuncia que las ayudas del Plan Resistir Plus se ampliarán a 80 nuevas actividades económicas para abarcar a todos los sectores más afectados por la crisis

Podrán beneficiarse de las ayudas aproximadamente 60 nuevos sectores y subsectores industriales, alrededor de 12 actividades comerciales adicionales, así como otras del ámbito cultural y educativo

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado que las ayudas del Plan Resistir Plus, que contempla ayudas para la Comunidad Valenciana por importe de 647 millones de euros, se ampliarán a aproximadamente 80 nuevas actividades económicas, no incluidas inicialmente en el real decreto ley del Gobierno, con el fin de abarcar a todos los sectores más afectados por la crisis.

Así lo ha explicado el presidente tras la reunión con el presidente de la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana (CEV), Salvador Navarro; el secretario general de CCOO-PV, Juan Cruz, y con el secretario general de UGT-PV, Ismael Sáez. A la reunión también han asistido el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, y el conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafa Climent.

Ximo Puig ha avanzado además en rueda de prensa que el Consell aprobará el próximo viernes el decreto ley que regula el marco normativo que regirá para la gestión de los fondos del Plan Resistir Plus, y ha remarcado que el Gobierno central transferirá en los próximos días los 647 millones, de forma que se puedan convocar las ayudas en el menor plazo posible.

Con este decreto ley autonómico, que, tal y como ha precisado, “ha sido evaluado de forma favorable por los agentes sociales”, se busca “abrir el espectro”, con el objetivo de que ninguna empresa que fuera viable en 2019 se vea obligada a cerrar a causa de la crisis generada por la pandemia de COVID-19, ha señalado.

El jefe del Consell ha subrayado también la importancia de entender el “diálogo social” como un “fin en sí mismo”, que haga posible la “alianza efectiva” con empresariado y sindicatos, y ha incidido en que el Plan Resistir Plus pretende que las ayudas faciliten “un paréntesis por el que las empresas puedan transitar para llegar a la viabilidad en el segundo semestre del año”.

Con este propósito, el responsable del Consell ha subrayado que se ampliará la cobertura inicial de este Plan, inicialmente previsto para 95 sectores, de forma que alcanzará a en torno a 80 actividades económicas adicionales (60 de ellas de carácter industrial; 12, de tipo comercial, y las restantes, pertenecientes al ámbito cultural y educativo).

 

Sectores industriales

De este modo, se ha acordado que se incluya en las ayudas valencianas a sectores manufactureros cuya cifra de negocios se ha visto gravemente afectada por la pandemia en 2020; en concreto, con una caída de la cifra de negocios media del sector superior al 20%. Entre estos sectores aparecen el sector del cuero y del calzado, y la industria de la confección.

Además, también se incorpora a sectores manufactureros con una caída media superior al 8% y que o bien presentan una especialización superior en la Comunidad Valenciana o han tenido más de 1.000 personas en plantilla afectadas por ERTE a lo largo del periodo de la pandemia. Entre ellos, figuran la industria textil, la cerámica, el plástico o la industria del juguete.

 

Sectores del comercio

Además, el Plan Resistir Plus también repartirá ayudas en la Comunidad Valenciana en sectores del comercio gravemente afectados y no contemplados en el real decreto ley por el que se regula esta iniciativa. En total se han incorporado más de una docena de sectores vinculados con el comercio, entre los que destacan principalmente las librerías, floristerías, tiendas de mueble e iluminación y peluquerías.

Igualmente, se contempla la posible inclusión de otros sectores relacionados con el ámbito cultural y educativo, tales como el desarrollo de actividades deportivas impartidas en campamentos y en escuelas; así como los centros de enseñanza de repaso o enseñanzas específicas e industria audiovisual.

El presidente ha remarcado que es importante tener claro que todas las personas y empresas beneficiarias deberán cumplir con la condición de haber tenido una caída superior al 30% de sus operaciones entre 2019 y 2020 y no haber presentado resultados negativos durante el ejercicio 2019.

Como ha recordado el presidente, las cuantías máximas que permite conceder el este real decreto ley son las siguientes: hasta 3.000 para aquellas personas físicas (personas que trabajan por cuenta propia o profesionales) que presenten sus actividades económicas en el IRPF en el régimen de estimación objetiva (módulos) y entre 4.000 y 200.000 para el resto de autónomos o autónomas o entidades siempre que tengan una caída superior al 30% en sus operaciones, dato que proporcionará la Agencia Tributaria a través de la información del IVA.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*