Se derrumba parte del techo de la sacristía de la Iglesia Santa Justa y Rufina de Orihuela

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, pide a la Conselleria de Cultura que actúe con la máxima prioridad sobre este BIC para evitar daños mayores

La sacristía de la Iglesia Parroquial de las Santas Justa y Rufina de Orihuela ha sufrido esta pasada madrugada un derrumbe en el techo que, afortunadamente, no ha causado daños personales pero que sí supone un grave daño material para el patrimonio oriolano, ya que se trata de una iglesia considerada Bien de Interés Cultural (BIC), que es además una de las más queridas por los vecinos. La caída de parte del techo ha destrozado además la mesa de la sacristía, de madera y de gran tamaño.

La cubierta de la sacristía tenía una hendidura desde hacía tiempo, y la DANA así como las lluvias registradas durante esta primavera habrían agravado su situación.

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, ha lamentado esta “triste noticia” que, ha dicho, “nos deja muy preocupados por un Bien de Interés Cultural tan importante para Orihuela y para toda la Comunidad Valenciana”.

El regidor ha pedido a la Conselleria de Cultura que “actúe con la máxima prioridad sobre este BIC para evitar daños mayores, a la vez que exigimos a la Administración Autonómica y Nacional, no abandonen el Patrimonio de todos en Orihuela y asignen los fondos necesarios para mantenerlo y cuidarlo”.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*