Una rotonda eliminará uno de los puntos negros de la CV-95 en su conexión con Jacarilla

La Generalitat incluye en sus presupuestos la construcción de una circunvalación que podría estar lista en verano

La Generalitat eliminará uno de los últimos puntos negros de nuestras carreteras con la construcción de una rotonda en la CV-95 en su conexión con Jacarilla, podría ser una realidad en el mes de julio.

Se trata de la carretera que conecta Jacarilla con la costa. Seguro que si han pasado por aquí han percibido el riesgo que supone por la falta de visibilidad, algo que podría solucionarse para el mes de julio de este año, así lo ha anunciado la Consellería de Obras Públicas que ya está redactando el proyecto.

En la CV-95 siguen habiendo un punto negro que es la única conexión del municipio con la Jacarilla. La salida sale a una curva, con la menor de las visibilidades para los que sale como para los que entran. Este punto está señalado como punto negro por la propia Generalitat Valenciana en su registro de carreteras.

La Generalitat ya ha aprobado en sus presupuestos para 2018 la construcción de una rotonda para acabar con este punto negro. En estos momentos, ha señalado Díaz, están con los procesos administrativos de expropiación de terrenos para poder ejecutar las obras necesarias así como el diseño del trazado para su ejecución. “Están trabajando en desarrollar esa rotonda en un plazo de cuatro a seis meses”, ha señalado Díaz.

La CV-95 tiene una carga de paso de vehículos de más de 9.000 vehículos al día que sufre un incremento importante en los meses de verano por dar acceso al litoral de la comarca, la mejora de la seguridad vial para estos conductores será posible con la instalación de esta rotonda que supone un coste de 570.00 euros, ahora sólo tienen que cuadrar el proyecto, ya que se trata de una intersección entre la cv-95 y el vial de acceso a Jacarilla , denominado Camino de la Cuesta del Pelegrín en la que confluyen un camino rural y el acceso a una gasolinera.

Un punto negro de nuestras carreteras podría desaparecer ofreciendo visibilidad y reduciendo la accidentalidad por obligar al tráfico a disminuir la velocidad, además da pie al desarrollo de un proyecto urbanístico.

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*