Ximo Puig tramita aplicar un confinamiento nocturno para proteger la salud de la ciudadanía

En las próximas 48 horas estará ultimada una resolución para restringir la movilidad nocturna desde medianoche hasta las seis de la mañana en todo el territorio, que se remitirá para su validación al TSJ, de manera que se pueda aplicar a principios de la semana próxima

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado que ha encargado a la Abogacía de la Generalitat y a la Conselleria de Sanidad la elaboración de una resolución que restrinja la movilidad nocturna en toda la Comunitat Valenciana entre las 12 de la medianoche y las seis de la mañana.

En las próximas 48 horas estará ultimada esta resolución, que será remitida al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunitat Valenciana para su validación, con el fin de que pueda hacerse efectiva en los primeros días de la semana próxima, ha precisado el president, que ha remarcado que se informará, en cualquier caso, a la ciudadanía con tiempo suficiente sobre la entrada en vigor de esta nueva medida de prevención que se extenderá hasta el día 9 de diciembre.

Tal y como ha explicado el president, en esa franja horaria solo podrán transitar por la calle aquellas personas que vayan a trabajar, que tengan una urgencia médica o que se desplacen para atender a personas dependientes. La medida busca limitar el principal foco de contagios: las reuniones de carácter social, los botellones y las fiestas privadas, que atentan contra la salud del conjunto de la ciudadanía.

El president ha comparecido en el Palau de la Generalitat acompañado de la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, para informar a los medios de comunicación, tras una jornada de conversaciones con todos los agentes políticos y sociales de la Comunidad Valenciana, del resultado de la reunión celebrada en la tarde de este jueves por el Consejo Interterritorial de Sanidad.

Ximo Puig ha recordado que la Comunitat es, junto a Canarias, la autonomía con la tasa de incidencia más baja de España y registra una cifra inferior en casos a la que se registra en países como Italia, Francia, Austria o Portugal, algo atribuible al “gran esfuerzo” realizado en estos siete meses por la sociedad valenciana. No obstante, ha reconocido que, aun con ello, “no estamos bien”.

En este sentido, ha subrayado que, en dos semanas, ha aumentado un 45% la incidencia y que, a lo largo del mes de octubre, las personas hospitalizadas han crecido un 97%, y las personas ingresadas en UCI, un 65%. “Llegamos a 2.189 hospitalizados, hoy tenemos 766 personas ingresadas. Llegamos a 386 personas en UCI, hoy tenemos 117 en las UCI”, por lo que se está “todavía lejos de los peores momentos de la pandemia”, con un tercio de las personas ingresadas y de pacientes en UCI de hace seis meses, ha continuado.

El president ha agregado en este sentido que, precisamente por ello, no hay que esperar a estar mal para reaccionar. “Aún estamos a tiempo de tomar decisiones, y así lo vamos a hacer”, ha manifestado, y ha indicado que ha encontrado para ello buena disposición en los agentes sociales y en las fuerzas políticas valencianas, que han compartido en las reuniones mantenidas este jueves la necesidad de aplicar nuevas medidas de prevención.

Según ha informado Puig, la consellera de Sanidad Universal ha tomado la palabra en la reunión del Consejo Interterritorial de este jueves para manifestar la voluntad de restringir la movilidad nocturna, y la gran mayoría de comunidades se ha mostrado favorable a la medida, pero no ha habido una respuesta unánime.

 

“Vamos a esperarles haciendo camino”

“A nosotros nos gustaría una solución común” para toda España, modulable según la situación de cada territorio, pero no ha sido así, por lo que la Comunitat Valenciana “va a tomar sus decisiones”.”Vamos a esperarles haciendo camino”, ha atajado.

“No se trata de tomar las decisiones cuando estemos peor, se trata de tomarlas ahora”, ha defendido el jefe del Consell, que ha aludido a que este confinamiento nocturno no es una medida “drástica” en términos económicos porque no afecta a ninguna actividad económica que esté permitida en la actualidad.

“La decisión se adopta para frenar el virus y proteger la salud, evitar la adopción de medidas más duras en las próximas semanas y llegar a las semanas previas a la Navidad en la mejor situación sanitaria posible ante el aumento de la movilidad y la actividad comercial de esas fiestas”, ha agregado el president, que ha adelantado que las medidas complementarias que también se implantarán en los próximos días en ningún caso pasan por el cierre de la restauración.

“Ahora estamos a tiempo de impedir que la situación de la pandemia empeore, a tiempo de tomar decisiones que permitan volver a los niveles que, con tanto de esfuerzo, habíamos conseguido y a tiempo de seguir demostrando la prudencia que ha distinguido a la sociedad valenciana”, ha insistido Puig.

“La relajación ya no es una opción”, ha dicho el máximo responsable del Consell en su llamamiento a la responsabilidad individual de cada ciudadano y de cada ciudadana para salir de esta difícil situación.

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, se ha pronunciado en los mismos términos y ha asegurado que la decisión se toma para proteger el conjunto de la ciudadanía.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*