CSIF denuncia los retrasos en la obtención de resultados de las PCR en el Departamento de Orihuela

Archivo

Critican también la sobrecarga de trabajo que padecen médicos y personal de Enfermería de Atención Primaria a causa de las denominadas “agendas Covid” para el control, seguimiento y rastreo de pacientes y su círculo familiar, laboral y social

El sindicato CSIF quiere denunciar los retrasos que se están registrando en la obtención de los resultados de las PCR en toda la provincia de Alicante y fundamentalmente en los departamentos de Orihuela, Torrevieja y Villajoyosa, ya que la gran mayoría de muestras obtenidas hay que enviarlas al Hospital General de Alicante para que sean analizadas. Con respecto a ello hay que tener en cuenta que se trata de un volumen aproximado de 1.200 a 1.500 muestras que recibe el Hospital de Alicante.

Si bien desde CSIF se es consciente de que se está intentando adquirir aparatos para medir la PCR para los departamentos de Orihuela y Villajoyosa, también se considera que ha habido tiempo suficiente para realizar estas gestiones desde que se inició esta pandemia, hace ya más de 6 meses.

Por otra parte, CSIF quiere manifestar también la sobrecarga de trabajo que padecen médicos y personal de Enfermería de Atención Primaria a causa de las denominadas “agendas Covid” para el control, seguimiento y rastreo de pacientes y su círculo familiar, laboral y social. La tardanza en obtener el resultado de las pruebas complica en gran medida la posibilidad de evitar la propagación del virus, así como también retrasa y ralentiza la actuación de la puesta en marcha de las medidas de confinamiento y cuarentena.

Por todo ello desde CSIF se reclaman medidas urgentes por parte de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública para acortar los tiempos de espera de los resultados de las pruebas PCR, y, si para ello es necesario, recurrir a laboratorios de universidades y/o laboratorios privados dispuestos a reforzar la capacidad de realización de la asistencia pública. Y, por supuesto, reforzar las plantillas en Atención Primaria, ya que la percepción de la calidad de los servicios sanitarios en los ciudadanos ha bajado considerablemente desde el final del confinamiento, dado que la sobrecarga y duplicidad de funciones entra en conflicto con la atención que tenían los ciudadanos antes de la pandemia.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*