El alcalde de Benejúzar califica la denuncia del PSOE de “frustración política”

Antonio Bernabé asegura que los socialistas “mienten” cuando afirman que “censura” las intervenciones de la oposición en los plenos municipales 

El alcalde de Benejúzar Antonio Bernabé (PP) ha calificado de “frustración política” la denuncia presentada por el PSOE ayer ante los juzgados de Orihuela por “censurar” sus intervenciones en los plenos municipales.

Según los socialistas, a través de un botón el primer edil “corta el sistema de audio del salón para que en la televisión local no se escuchen las respuestas de la oposición”.

“Llevar este asunto a los juzgados es como escupir hacia arriba y no quitar la cara”, ha dicho en su blog personal el alcalde, quien ha hablado de la “impotencia e incapacidad” de líder de los socialistas, Miguel López, quién informó de esta denuncia.

A través de varias imágenes, Bernabé ha explicado que el micrófono del alcalde, por tener la facultad de moderación de los debates, “dispone de un interruptor adicional de prioridad para interrumpir el sonido cuando proceda y así lo estime”. En consecuencia, cuando se corta el audio de los micros “no hay señal de audio para la televisión local”.

En este sentido, ha recordado que se trata del “mismo equipo y sistema de sonido que había cuando ellos gobernaban y que, por cierto, les costó un dineral”.

Asimismo ha querido dejar claro, tal y como recoge la ley, que la función del alcalde durante los plenos es “velar por la buena marcha de las deliberaciones y por el orden de las votaciones, así como ejercer las potestades disciplinarias que sean precisas para que el Pleno cumpla las funciones que le atribuye la legislación de régimen local”.

“Visto que el alcalde dirige y modera los plenos, éste tiene plenas facultades para interrumpir e incluso quitar la palabra cuando estime que no se tiene derecho al uso de la misma”, ha sentenciado el primer edil, quien ha puntualizado que siguiendo la ley, “si persiste la actitud del uso indebido de la palabra, se puede acceder a cerrar el micrófono del interviniente, en lugar de llamarlo al orden y en caso de persistir en su conducta irregular expulsarlo de la sala”.

Bernabé ha señalado que, durante sus años de alcalde, “siempre se ha cumplido el derecho de intervención de los concejales de gobierno y de la oposición, y nunca se ha negado el uso de la palabra a nadie que estuviese en el derecho que se reconoce reglamentariamente de dos turnos de palabra por cada portavoz, gobierno y oposición”.

“Solo podrán intervenir en el debate aquellos miembros de la corporación a los que el alcalde haya dado previamente la palabra”, ha dicho el primer edil, quien ha expuesto que “otra cosa muy diferente es querer intervenir cuando les plazca, cortando el uso de la palabra al que tiene derecho a su uso”. 

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*