El Ayuntamiento de Orihuela destina cuatro parcelas municipales a la producción de palmeras para la replantación y reposición de ejemplares del Palmeral

Con esta autorización se ha conseguido que las 624 palmeras, con una altura media de dos metros, que actualmente se concentran en las parcelas-vivero cercanas a la Escuela de Arte y Superior de Diseño, puedan ser utilizadas para recuperar gradualmente la densidad que indica el Plan Director y de Gestión del Palmeral

El concejal de Medio Ambiente, Dámaso Aparicio, ha anunciado esta mañana la autorización obtenida por el Ayuntamiento de Orihuela, por parte de la Generalitat Valenciana, para la inscripción de cuatro parcelas municipales, ubicadas en el BIC del Palmeral de Orihuela, para destinarlas oficialmente a la producción de palmeras que se utilizarán en la replantación y reposición de ejemplares.

Con esta autorización se ha conseguido que las 624 palmeras, con una altura media de dos metros, que actualmente se concentran en las parcelas-vivero cercanas a la Escuela de Arte y Superior de Diseño, “puedan ser utilizadas para recuperar gradualmente la densidad que indica el Plan Director y de Gestión del Palmeral, el cual establece un plazo temporal de 10 años en el que deben ser plantadas, en varias etapas temporales, 3.120 palmeras”, ha explicado Aparicio.

Y es que, las palmeras ubicadas en estas parcelas permitirán iniciar los trabajos de plantación necesarios para recuperar la densidad adecuada de ejemplares, que se estima en unas 350 palmeras/ha (actualmente es de 220 palmeras/ha) y además con una estratificación vertical óptima.

De esta forma, como ha asegurado el edil, “en un futuro coexistirán palmeras de diferentes alturas y con las estructuras de edades bien equilibradas. Los recientes estudios técnicos realizados al respecto han determinado que actualmente es un palmeral envejecido, dominado por plantas de gran porte, que es necesario rejuvenecer con nuevas plantaciones”.

La superficie total inscrita y destinada a la producción de palmera datilera es de 3.819 m², y una vez que se proceda a la extracción de las palmeras existentes y a su plantación en sus lugares definitivos, se incorporarán nuevas plantas jóvenes a las parcelas-vivero que se obtendrán de material genético seleccionado del propio palmeral.

Estas actuaciones municipales van a permitir, de forma gradual, cumplir con las directrices que al respecto se establecen en el Plan Director y de Gestión del Palmeral de Orihuela”, ha concluido Dámaso Aparicio.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*