El Consell amplía en 2,8 millones el presupuesto para nuevas obras hidráulicas en la Vega Baja

Los trabajos se realizarán en nueve municipios afectados por la DANA y contemplan desde la reconstrucción de azarbes y reparación de tuberías, hasta la limpieza de canales, sellado de juntas y acondicionamiento de balsas de riego

La conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha incluido la ampliación de un crédito presupuestario por valor de 2,8 millones de euros para acometer nuevas obras en infraestructuras hidráulicas en un total de 11 municipios: nueve en la Vega Baja y dos en el Baix Vinalopó, que sufrieron los devastadores efectos de la DANA que se desencadenó en 2019.

Los trabajos que van a llevarse a cabo son de diversa índole y contemplan desde la reconstrucción de azarbes y reparación de tuberías, hasta la limpieza de canales, sellado de juntas y acondicionamiento de balsas de riego. Si bien las actuaciones se realizarán en 11 términos municipales -Catral, San Fulgencio, Orihuela, Rafal, Callosa del Segura, Rojales, Jacarilla, Guardamar del Segura, Dolores, Elx y Crevillent- el número de obras a ejecutar asciende a 15, puesto que en algunos de ellos se realizará más de una actuación.

El secretario autonómico de Agricultura, Roger Llanes, que ha visitado hoy, junto al director general de Agricultura, Antonio Quintana, algunos de los trabajos de reparación y acondicionamiento de acequias dañadas que se están efectuando, aseguró que “este nuevo paquete de inversiones, junto a otros planes que estamos ultimando de cara al futuro, se suma a los que los 20,3 millones que el Consell ya ha destinado sólo en los capítulos correspondientes a infraestructura hidráulicas y caminos rurales, lo cual demuestra con hechos tangibles la implicación sostenida y constante de la Generalitat con los agricultores y las gentes de esta comarca”.

Proyectos de comunidades de regantes

Además de inspeccionar la evolución de las obras, Llanes y Quintana han mantenido reuniones de trabajo con los responsables de las comunidades de regantes de Callosa del Segura, San Onofre Torremendo y Guardamar para conocer de primera mano y evaluar los detalles técnicos de tres nuevos proyectos cuyo objetivo fundamental no es otro que conseguir la mejora de la eficiencia hídrica y energética, favoreciendo sobre todo el ahorro de agua y el acceso al recurso.

Se trata de trata de tres proyectos sólidos y ambiciosos que afectan a los términos municipales de Guardamar, Callosa del Segura y Orihuela -destacó el director general- y que, desde luego, vamos a considerar con toda la seriedad que merecen porque en la Generalitat somos conscientes de la necesidad de disponer de las mejores infraestructuras en materia hídrica para garantizar la competitividad de la agricultura de esta comarca”.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*