El Consell lamenta que al PP no le haya preocupado antes los enterramientos ilegales en La Murada

lixiviados

La directora general Calidad Ambiental, María Diago, responde a la petición de Orihuela para retirar los lixiviados y asegura que trabaja ya en la solución del problema 

La directora general de Cambio Climático y Calidad Ambiental, María Diago, ha  afirmado que «el repentino interés del PP por La Murada no disuelve una década de pasividad ante los enterramientos ilegales». Unas palabras que ha efectuado tras las declaraciones realizadas el pasado lunes por el edil de Medio Ambiente de Orihuela, Miguel Ángel Fernández, en las que instó a la Conselleria a retirar los lixiviados de las fincas afectadas en la citada pedanía, como ya está haciendo la administración de Murcia en tierras de Abanilla.

Ante estas declaraciones, Diago ha lamentado que «al PP de Orihuela no le haya preocupado el problema generado por la basura y las filtraciones de lixiviados en La Murada durante más de diez años».

A este respecto ha recordado que «un enterramiento ilegal de basura de varios cientos de miles de toneladas requiere de muchos años para realizarse y durante todo ese tiempo el PP y exconsellers como Isabel  Bonig miraron para otro lado».

María Diago ha señalado que hemos encontrado documentos en la conselleria en los que los responsables de la época no querían reconocer el problema a pesar de las evidencias o incluso realizaban maniobras dilatorias para posponer una solución que nunca daban.

La directora general de Cambio Climático y Calidad Ambiental ha indicado que el actual equipo de la conselleria está trabajando en la solución del problema en varias líneas.

Por un lado, ha avanzado que se está estudiando reforzar el frente judicial con la la posibilidad de personarse en todas las causas abiertas  por delitos medioambientales relacionados con el entorno de la Murada.

María Diago ha añadido que «no vamos a esperar a una sentencia judicial firme, que puede tardar varios años en llegar, sino que se están teniendo en cuenta varias opciones para dar una solución más inmediata a los vecinos de la zona que vienen sufriendo el problema directamente».

De hecho, ha puntualizado, «este ha sido uno de los primeros problemas a los que ha tenido que hacer frente la conselleria, y lo ha hecho impulsando la constitución del nuevo consorcio de residuos de la zona el pasado mes de octubre, que es el que tiene que hacer el plan de gestión de residuos de la zona que ni siquiera existía».

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*