La Conselleria otorga la declaración de Bien de Interés Cultural a dos escudos históricos de Rojales

puente rojales

El Consistorio prepara un proyecto de rehabilitación del conjunto histórico hidráulico para así conseguir la declaración de BIC

La Conselleria de Cultura ha otorgado de oficio la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) a dos escudos heráldicos  tallados en piedras.

El primero de ellos se trata de un escudo de la familia Roca y Togore encontrado en la conocida casa de la Inquisición Grande y que actualmente custodia el Museo Arqueológico de Rojales tras la donación de las familias Guirao Mora. Se trata de un escudo de piedra fechado en el siglo XVIII, de forma ovalada, adornado con una moldura y que posee la corona del marqués como timbre.

El segundo escudo se encuentra en el conjunto histórico-etnológico de Lo Marabú, conocido popularmente como La Casa de la Niña, propiedad de la familia Marbeuf de origen francés. El escudo lleva como timbre una corona de marqués, acolada la Cruz de San Juan de Malta y por adornos exteriores decoración vegetal y rocalla, y dos espadas abatidas entrecruzadas.

La concejala de Patrimonio, Inmaculada Chazarra, mostró su satisfacción por el reconocimiento otorgado hacia estos elementos históricos, tras meses de trabajo, de proyectos y de reuniones con responsables de la Consellería de Cultura que “han demostrado su interés por nuestro patrimonio histórico y etnográfico”.

Continúa leyendo tras la galería

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Conjunto hidráulico

Chazarra, también ha informado del reconocimiento como Bienes de Relevancia Local, con la categoría de Monumento de Interés Local, el puente de Rojales, el Azud y la Noria, así como el complejo de Lo Marabú donde se sitúa el escudo que ha sido declarado por parte de la Generalitat como BIC.

La edil también anunció la intención del Consistorio de poner en valor el conjunto hidráulico para así recuperar la vistosidad y la utilidad del puente de Carlos III, la noria y el azud, con el objetivo final de conseguir también la declaración de Bien de Interés Cultural para el conjunto monumental.

Chazarra indicó que desde el departamento técnico del Ayuntamiento ya están trabajando en la redacción del proyecto para iniciar los trámites de estudio de la rehabilitación. Las obras consistirán en la retirada del asfalto sobre el puente Carlos III, “donde en algunas zonas se acumulan más de 40 centímetros de pavimento”, para sustituirlo por un firme acorde a la estructura del puente, y . Del mismo modo, pretenden reparar y mejorar el sistema de rotación de la noria para que vuelva a funcionar y sustituir algunas de las piedras que componen el azud por elementos modernos similares a los antiguos, “sobre todo en la parte baja de la caída del agua”.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*