La almoradidense Desam Illescas, finalista en el Curvy Fashion Model

La modelo representó a la Comunidad Valenciana en el certamen de modelos de talla grande que quiere romper con los estereotipos

La modelo almoradidense Desam Illescas ha sido finalista en el certamen Curvy Fashion Model, un certamen de moda de tallas grandes que impulsa el movimiento curvilínea dando la oportunidad y cabida en la industria de la moda a modelos con curvas. Una forma de romper y desafiar el estereotipo de belleza 90-60-90 y apostar por la diversidad y los cuerpos reales.

Desam Illescas fue la encargada de representar a la Comunidad Valenciana en este certamen cuya final se celebró el pasado 11 de octubre en Barcelona. 19 candidatas, que pasaron los casting convocados por todas las comunidades autónomas, desfilaron sobre la pasarela donde un jurado profesional fue el encargado de elegir a las ganadoras del certamen.

Illescas aseguró durante el certamen que “he vivido un proceso de aceptación para lanzarme al mundo de la moda, ya que no esperaba pasar el casting. Desde ese día he en fortalecido mi seguridad y junto al apoyo de mi quiero acceder más al sector de la moda.”

Aunque no logró ganar el certamen, haber participado ya es una victoria. Formar parte de este concurso de belleza le ha servido para lograr un contrato con una agencia de modelos. “Han apostado por mí y prometo seguir dándolo todo para conseguir normalizar todo tipo de tallas”, señaló a través de sus redes sociales, donde también aseguró que es un objetivo “que todas las mujeres se sientan bellas y representadas”.

En el Curvy fashion model participan  mujeres de entre 18 32 años, con una altura mínima de 1,70 y a partir de 95 centímetros de cadera. Además, deben cumplir con valores como la profesionalidad, la constancia, la paciencia y la personalidad.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*