Martes Santo de luto y homenaje a María Dolores Castejón en Orihuela

La Cofradía del Perdón salió en procesión con tronos, cirios y banderas luciendo crespones negros y el Ecce-Homo se sumó al recuerdo

El fallecimiento el pasado domingo de la abogada oriolana María Dolores Castejón, Porta-Guion este año de la Cofradía de El Perdón, marcó la procesión de anoche Martes Santo en Orihuela. El desfile procesional fue un homenaje póstumo y un continuo recuerdo a Castejón, quien estuvo presente en cada uno de los nazarenos que anoche procesionaron por la calles de la ciudad.

El Perdón rindió un sentido homenaje a su cofrade pero también lo hizo la Cofradía del Ecce-Homo, segunda en salir el procesión desde el Museo de Semana Santa.

Los tronos, cirios y banderas lucieron crespones negros. También portó un lazo negro en señal de luto Nuestro Padre Jesús de la Caída y María Santísima del Perdón. Los tronos salieron del Museo de Semana Santa y entraron en el Santuario de Monserrate acompañados únicamente por el sonido de las bandas, puesto que se suprimió el himno de España.

La noche de Martes Santo en Orihuela se caracteriza por la riqueza de los siete tronos que componen esta procesión, todos en plata,  por sus exquisitas composiciones de imaginería religiosa y por el nutrido número de cofrades que participan en la misma.

Nuestro Padre Jesús de la Caída fue la primera obra de arte en cruzar la puerta del Museo de Semana Santa en dirección al Santuario de Monserrate. Es el paso titular de la Cofradía del Perdón, un cristo, obra del maestro Francisco Salzillo, que salió a la calle con un trono renovado tras las obras de restauración llevadas cabo. También lució más que nunca el soldado del grupo escultórico que compone el paso, del que se ha recuperado su esplendor.

Detrás lo hicieron los pasos de La Verónica (José Díez), el Cristo del Calvario (Enrique Galarza) y María Santísima del Perdón, autoría de Quintín de Torre.

La Cofradía del Ecce Homo comenzó a salir pasadas las once de la noche para sacar a las calles la imagen de La Sentencia, obra de Víctor de los Ríos, en la que Poncio Pilatos señala con su dedo acusador a Jesucristo, y el paso titular que da nombre a la cofradía, el Ecce Homo autoría de Francisco Salzillo.

Una de las características más especiales del Martes Santo en Orihuela es la presencia de la plata en los siete tronos que componen esta procesión, en la que además se pueden contemplar tallas de autores tan majestuosos como Francisco Salzillo.

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*