Medio centenar de policías de Orihuela se manifiesta en el Pleno para exigir mejoras laborales

El alcalde ha tenido que pedirles hasta en tres ocasiones “respeto” después de que los policías interrumpieran la sesión con aplausos

Medio centenar de agentes de la Policía Local de Orihuela han manifestado durante el Pleno ordinario celebrado hoy en el Ayuntamiento su disconformidad con el equipo de Gobierno (PP y C’s) por no satisfacer sus reivindicaciones para mejorar sus condiciones de trabajo. Los policías han llegado a pedir la dimisión de la edil de Seguridad Ciudadana, Mariola Rocamora, a gritos desde el hall del Consistorio mientras arriba, en el salón de Plenos, se desarrollaba la sesión plenaria correspondiente al mes de enero.

Antes los casi cincuenta agentes habían tomado asiento en el salón de plenos portando carteles con lemas como ‘El PP no cumple’ o ‘Bla, bla, bla’. Hasta en tres ocasiones aplaudieron las intervenciones de varios concejales de la oposición para tratar de frenar el desarrollo de la sesión, y en las tres fueron reprendidos por el alcalde Emilio Bascuñana quien les dijo que “saben ustedes mejor que nadie las normas que hay que cumplir dentro del pleno. Veo muy bien que reivindiquen sus derechos pero con respeto”, les dijo.

Los agentes han acabado abandonando el salón de plenos por su propia voluntad para realizar una pitada a las puertas del Ayuntamiento donde también han leído un comunicado en el que recuerdan al gobierno local que llevan más de tres años “reivindicando una serie de mejoras en las condiciones de trabajo pero desde Recursos Humanos no afrontan los problemas de cara y con intención de solucionarlos”.

Estos agentes han recordado que en mayo de 2015, cuando el actual equipo de gobierno accedió al Ayuntamiento, la plantilla rondaba los 148 policías mientras que en la actualidad ronda los 128 agentes. Critican la idea de “eliminar diez vacantes de agentes de policía para sustituirlas por agentes de movilidad que solo pueden regular el tráfico o lo que es lo mismo por agentes baratitos”.

También han denunciado que durante el verano contrataron cinco interinos para compensar los 30 agentes que toman vacaciones en estas fechas. “En las temporadas de mayor afluencia de visitantes casi no existe la seguridad en Orihuela Costa porque hay dos agentes para atender las necesidades de 100.000 personas”, han criticado en su comunicado.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*