Carta abierta de un padre a Karlos Bernabé Martínez

Archivo

Raimundo Robles Martínez

Me dirijo a usted como líder político de la Vega Baja con mayor proyección junto a su compañero Antonio Estañ, puesto que, dada su juventud y la deriva radical que está tomando la política nacional, se convertirán ambos, en breve plazo, en referentes de la izquierda moderada de la comarca.

El motivo principal de esta misiva es la aplicación de la ley 4/2018 por la que, en virtud de mejorar el dominio del inglés y valenciano por parte de los estudiantes, se obliga a los centros escolares a impartir otras asignaturas en esos idiomas. Por ésto y solo contra ésto es por lo que nos manifestamos el sábado los padres y madres de alumnos en la movilización más multitudinaria de la historia de la Vega Baja y Orihuela. Punto y final. Queremos que nuestros hijos aprendan inglés. Queremos que nuestros hijos sepan valenciano. Pero no a costa de la merma en la adquisición de conocimientos de otras materias. ¿Sabe usted por qué? Porque nuestros hijos no están preparados para ello. Porque estamos a la cola nacional en cuanto a calificaciones académicas y especialmente, en nuestro caso, en inglés y valenciano.

Usted sabe perfectamente que si no se domina medianamente bien una lengua es imposible adquirir conocimientos que no se tienen en la propia. Entonces… ¿Por qué lo hacen? Sí, sí, me refiero a ustedes, a los líderes de la izquierda y el progresismo de la Vega Baja y la Comunidad Valenciana, ¿Cómo se explica que no sean precisamente ustedes los que enarbolen la bandera de la defensa de la educación de los hijos de la Vega? ¿Cómo no se han parado a pensar en los hijos de los magrebíes o del Este de Europa que tienen a sus padres trabajando en los oficios más duros y se lo pagamos haciéndoles estudiar en tres lenguas que no son las que escuchan en casa? ¿Acaso no vieron las madres con hiyab sosteniendo las pancartas? Dónde ha dejado la izquierda la empatía con el débil, el pobre, el extranjero, el desfavorecido… Suban a los barrios de las faldas de la Sierra de Callosa y Orihuela y díganle a esas madres y padres que esta ley está hecha para mejorar el futuro de sus hijos. Evidentemente, no podrán, no podrán porque saben que precisamente a ellos es a los que más daño les va a hacer y ustedes tienen corazón. Por favor, háganlo por ellos. Les espero en la concordia.

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*